SIERVAS DE DIOS, ESCLAVAS DE LOS HOMBRES - DEVADASI

Imagen de sheetal saini 
Las devadasi (siervas de dios) es una antigua práctica religiosa en la que una joven dedicaba toda su vida a la adoración y el servicio de una deidad o un templo. También se las conoce como jogini

Estas niñas eran a menudo de las castas más bajas a las que sus padres habían dado a los templos como ofrendas humanas. En realidad, eran esclavas sexuales, y tenían prohibido casarse. Se ganaban la vida mendigando en las calles. De forma coloquial hay un dicho sobre las devadasis : “Siervas de Dios, pero esposas de toda la ciudad”

En la antigüedad gozaron de una elevada posición social, cuidaban del templo, realizaban rituales y eran expertas en músicas y danzas clásicas indias (Bharatanatyam, Odissi), así como en otras artes. Se creía que su presencia en el templo alejaba los malos espíritus y traía prosperidad para todos.

Durante el dominio británico la tradición decayó por falta de apoyo de los reyes indios y porque los reformistas trabajaron en la prohibición de la tradición devadasi, que consideraban una forma de prostitución.

Durante años las niñas vivían y trabajaban en el templo, pero a la llegada de la pubertad los hombres de la aldea - por lo general de las castas más altas que de otro modo la considerarían “intocable” - las visitarían por las noche para tener sexo con ellas.

El gobierno de India prohibió la práctica en 1988, pero pese a la prohibición, la tradición persiste en el sur de la India, donde se estima que hay 50.000 devadasis . Gracias al activismo social de grupos de defensa de los dalits y de los derechos de la mujer, cada vez hay una mayor concienciación al respecto.

La policía está comenzando a actuar aunque de momento son los activistas sociales los que llevan la parte de la carga en la presentación de informes sobre violaciones de la ley y en la detención de los autores.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones