LA REINA DE LA TRAGEDIA ES Y SERÁ MEENA KUMARI


Hoy se conmemora el 42 aniversario del fallecimiento de la actiz y poetisa Meena Kumari. Hija de musulmán e hindú, Meena fue poco a la escuela porque se convirtió en el sustento de su familia tras su exitosa aparición en películas como niña actriz.

Más tarde, su intervención en películas como 'Baiju Bawra’, ‘Parineeta’, 'Sahib Biwi Aur Ghulam’ la encumbraron en lo más alto. Llegó a actuar en un total de 94 películas, en un carrera que se extendió desde 1939 hasta 1972

A través de sus personajes llegó a convertirse en la personificación de la típica buena esposa india, con mucho sufrimiento y siempre fiel a su hombre. Es conocida por interpretar papeles de mujeres desconsoladas y trágicas y se mostraba a menudo con un sari blanco que solía llevar en las escenas emotivas de las películas. En aquella época era la única actriz que podía vender una película con la sola mención de su nombre.

Meena no solo fue una estrella icónica del cine, también fue una poeta fabulosa. Su poesía revelaba su personalidad, raras veces mostrada en el cine. Recientemente se ha editado un libro con sus poemas traducidos del urdu al inglés.

De lo personal destacamos que estuvo casada y se separó del escritor Kamal Amrohi, con el que tuvo un hijo. Su vida y su próspera carrera se vieron empañadas por consumo excesivo de alcohol, la soledad y la pobreza. A esto le siguieron relaciones sentimentales problemáticas y un deterioro de su salud que finalmente la llevó a la muerte por cirrosis hepática en 1972. 

Su último trabajo en pantalla fue 'Pakeezah’, cuyo rodaje terminó a duras penas por su enfermedad, falleciendo tres semanas después de su estreno. La película, que comenzó con una fría respuesta del público, terminó convirtiéndose en un éxito de taquilla. Hoy se la considera película de culto.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones