VENDIDAS Y REVENDIDAS: MUJERES ‘PARO’


Una mujer traída de fuera de la región se llama ‘paro’ que se podría traducir como forastera.

En el norte de la India, más de 10.000 mujeres y niñas de entre 11 y 21 años son compradas, raptadas o atraídas con la promesa de un trabajo. Después son vendidas y casadas con hombres que no pueden encontrar esposas, bien por falta de oportunidades o bien por discapacidad, enfermedad o vejez.

El aborto de fetos femeninos y la mortalidad en el parto hace descender el número de mujeres. Con un índice de entre 820 a 907 mujeres por cada 1.000 varones según estados, el desequilibrio demanda novias se suplanta con jóvenes que se traen de otras zonas del país.

Vienen de los estados más pobres de India. El precio de una esposa virgen, ronda de entre 15.000 a 50.000 rupias (entre 200 y 640 euros), según las exigencias y la edad del marido. Su precio baja con la edad y las reventas, como cualquier otra mercancía. 

Violadas y golpeadas por sus intermediarios y esposos, vendidas y revendidas en varias ocasiones, el matrimonio les da un barniz legal a una situación de esclava sexual y doméstica que evita que su comprador sea acusado de prostitución o tráfico de personas. Para hacer más creíble la pertenencia a una familia, se les cambian el apellido. 

Esta situación de esclava-esposa las sumerge en una especie de limbo legal. La mayoría no tiene voz y voto en los asuntos de familia; no participa en funciones o festivales y sus nombres no figuran en la cartilla de racionamiento o en la listas de votantes.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones