¿ROMANOS EN INDIA?... ¡PUES CLARO QUE SI!

Imagen de una diosa Lakshmi encontrada en Pompeya  
El comercio por el océano Índico floreció en los siglos I y II d. C. Los marineros tenían conocimiento de los vientos monzónicos, lo que permitía una travesía más segura que el largo y peligroso viaje a lo largo de la costa, y ayudó a mejorar el comercio entre India y Roma. 

El trayecto comercial romano se detenía en el sur de la India, donde se establecieron varios poblados mercantiles, algunos hoy desaparecidos. Se han encontrado numerosos artefactos romanos cerca de la actual Pondicherry y hay meticulosas descripciones de los puertos y de los artículos comerciales en el tratado Periplo por la Mar Eritrea. 

A India se traían vinos, cobre, estaño, hierro; coral, topacio y monedas de oro y plata. A su vez se llevaban al imperio romano plantas medicinales y aromáticas, mirra, marfil, ágata y cornalina, sedas, algodón, pimientos y especias. 

A pesar de los muchos años de intercambio comercial entre ambos lugares del mundo, las influencias culturales mutuas no fueron demasiado intensas. Si que se puede destacar que Clemente de Alejandría menciona a Buda en sus escritos, así como también pueden hallarse menciones a otras religiones de la India en otros textos de la época. 

Se han encontrado grandes cúmulos de monedas romanas a lo largo de la India, y especialmente en los mayores centros de comercio marítimo del sur. Los reyes del sur de la India volvían a acuñar las monedas romanas con sus propios nombres, luego de quitarles las efigies, como señal de su soberanía. 

Colonos cristianos y judíos de Roma siguieron viviendo en la India mucho tiempo después de la decadencia del comercio bilateral. 

Las conquistas de los árabes en diversos puertos como el de Alejandría, puente hacia India, influyó en la decadencia de esta ruta comercial. 


Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones