SADHUS: MUCHOS TIPOS DE SANTIDAD EXTREMA

Foto por 3dom
Un sadhu es un asceta o monje que sigue el camino de la penitencia y la austeridad para obtener la iluminación. La tradición sadhu consiste en renunciar a todos los vínculos que los unen a lo terrenal o material en la búsqueda de los verdaderos valores de la vida. 

Cinco millones de personas son Sadhu, la mayoría viven en cuevas, templos, bosques, y se alimentan en virtud de la bondad de los que quieren darle de comer, otros viven en ashrams y templos en medio de los grandes centros urbanos. Algunos viven vidas de peregrinaje perpetuo, moviéndose sin cesar de una ciudad, un lugar santo a otro. 

Hay muchos tipos de Sadhus. 

LOS CHANGING
Adoran al Dios Vishnú. Parte de su ritual consiste en ofrecer alimento a unas montañas de estiércol caliente de vaca, al lado de un fuego sagrado. Después golpean una caracola, pues creen que su sonido fue la música primordial de la creación, y con ello invocan a su Dios.

LOS NAGAS
Suelen tener un aspecto desagradable, debido a que siempre van desnudos solo cubiertos con cenizas sagradas y con largas rastas recogidas en unos moños llamados “jata”.

Ya de niños están marcados por este designio. Sus propios padres los entregan a sus gurúes y los esclavizan durante años. Luego, al finalizar su esclavitud, se convierten en maestros

LOS KHARESHWARI
Muestran una gran capacidad de auto sacrificio. No se sientan ni se acuestan en 12 años. Tan solo pueden reposar en un arnés con una pierna cada vez.

Sus piernas se atrofian y les salen escaras y úlceras, lo que les confiere un aspecto de raíces. El árbol es el símbolo de su austeridad, y bastones hechos con ramas son el único apoyo para sus doloridos pies.

LOS AGHORIS
Su refugio preferido son las zonas de cremación y se rodean de objetos relativos a la muerte, como cráneos humanos en los cuales beben y con los que realizan rituales mágicos. 

No usan ropa alguna por lo que andan desnudos; muchas veces se cubren la piel con cenizas humanas para parecerse al Dios Shiva y sostienen, además, que los previene de distintas enfermedades; 

Tienen el pelo sucio y despeinado; y suelen utilizar guirnaldas de cráneos y huesos; Fuman muchas hierbas y están fumando la mayor parte del tiempo; No tienen ninguna inhibición sexual. 

El yoga es una práctica común entre los Aghoris; mediante esta disciplina fortalecen su mente y su cuerpo. Se le atribuyen los hábitos aún más horribles: Comen carne pútrida de cadáveres; los cadáveres, que pueden ser tirados en un río (incluyendo Ganges) u obtenidos de tierras de cremación, son consumidos tanto crudos como cocinados sobre la llama del fuego. 

Comen excrementos y beben orina humana, incluso de perros; Tienen cópula ritual con prostitutas durante su periodo de menstruación en los crematorios de cadáveres. Meditan sentados encima de un cadáver. Si un Aghori usa un cuerpo como parte de su ritual de adoración, el cadáver sobre el que medita, es un símbolo de su propio cuerpo, y el cadáver, luego de ser devorado, es un símbolo de la trascendencia de su ser inferior. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones