JHARIA, EL INFIERNO EN LA TIERRA

Imagen de Allison Joyce
Con veintitrés grandes minas subterráneas y nueve minas a cielo abierto el suelo de Jharia contiene una de las mayores reservas de carbón del mundo. Pero el carbón también es fuego. 

La falta de ventilación y la acumulación de gases entre otras causas hacen que se incendien las minas por combustión espontánea, en la mayoría de las ocasiones. Desde hace 100 años, unas 70 minas arden sin cesar en Jharia en un área de 60 km cuadrados por encima y debajo de la tierra. El fuego calcina todo lo que se encuentra a su paso y es prácticamente imposible de apagar. 

Los aldeanos sobreviven recogiendo restos de carbón de las zonas frías y trabajando en las minas no incendiadas. El calor es asfixiante y el humo y los gases altamente tóxicos. Hay frecuentes derrumbes y corrimientos de tierra. La tasa de mortalidad alta. En palabras de Satya Pratap Singh “El municipio de Jharia se encuentra al borde de un desastre ecológico y humano”. 


Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones