VIUDAS DE VRINDAVAN: NI VIVAS NI MUERTAS


En el marco más estrictamente ortodoxo del hinduismo, una viuda es una sombra de su marido y no tiene reconocimiento social. Aunque a efectos prácticos ya no es así para la mayoría de las mujeres, aún hoy en día muchas de ellas, especialmente en el entorno rural, tienen que afrontar el rechazo de su propia familia principalmente por razones económicas.

Una viuda es una boca más para llenar y podría tratar de reclamar la propiedad de la familia. Son consideradas como una carga y como un signo de mala suerte. El temor a la violencia y el abuso verbal por parte de los propios hijos se convierte en una realidad trágica para muchas viudas que sin recursos y sin apoyo del entrono, se ven abocadas a la prostitución o la mendicidad.

Se estima que hay 40 millones de viudas en la India. (Datos del 2007) Analfabetas en muchos casos y sin acceso a la justicia, miles de ellas acuden a Vrindavan, a vivir una vida como una sombra en espera de la muerte.

Algunas instituciones como ONG’s y casas de caridad, hogares patrocinados por particulares y por el estado, acogen y ayudan a estas mujeres. Además de atender sus necesidades básicas, las ayudan a tramitar las pensiones y a reclamar sus derechos legales. Una de las más conocidas es maitriindia.org

Ann Rajkumari Jodhaa – Vídeo de tewfic el-sawy 09/09/2015

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones