JESÚS Y BUDA: NO TAN IGUALES, NO TAN DISTINTOS


Son muchos los eruditos en la historia que han buscado analogías entre Jesús de Nazaret y Siddhārtha Gautama Buda. Pero una mirada de cerca a estos líderes espirituales revela que aunque ambos predicaban las más elevadas enseñanzas morales, no se parecen demasiado y por supuesto, no eran la misma persona, como han sugerido algunos autores.

Mientras que el cristianismo es en su esencia monoteísta y se basa en un Dios como Creador, el budismo es generalmente no-teísta y rechaza la noción de un Dios Creador. En el budismo, el fin de los tiempos puede entenderse como un ciclo interminable de nacimiento y muerte, mientras que los cristianos esperan la llegada del Juicio Final. Jesús era hijo de un carpintero y no hay evidencias de que estuviera casado. Gautama era príncipe y dejó a su esposa e hijo para llevar una vida de asceta. 

El budismo dice que Gautama era el Iluminado. El cristianismo dice que Jesús era el hijo de Dios. Buda murió en su vejez y Jesús crucificado a los 33 años, aunque los cristianos creen en su resurrección.

Buda enseñó que para alcanzar el Nirvana, era preciso dejar de lado el deseo y vivir una vida de auto control y no hacer daño a personas y animales. Jesús predicó que se puede llegar a la salvación del alma con un sincero arrepentimiento de los pecados, una vida recta, el amor a Dios y la observación de los diez mandamientos. 

Un mensaje común de ambos maestros espirituales es hacer el bien sin esperar nada a cambio y no juzgar a nuestros semejantes. Buda enseñó a sus seguidores a considerar a los demás, mientras que Jesús enfatizó a la gente en amar a sus vecinos de la misma manera que se amaban a sí mismos. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones