EL SISTEMA DE DISTRIBUCIÓN PÚBLICA, UNA BUENA IDEA MAL EJECUTADA

Imagen CIAT
¿QUÉ ES?: Para garantizar el alimento a todos los ciudadanos, el gobierno indio creó el Sistema de Distribución Pública (PDS). Consiste en la venta de alimentos básicos como arroz o azúcar o bienes como el queroseno a precios muy por debajo del mercado para que sean accesibles a los más desfavorecidos. Se hace en comercios controlados y los usuarios son personas de reconocida pobreza a los que se les facilita una tarjeta de racionamiento. 

EL PROBLEMA: Aunque la idea es buena, llevarla a cabo no es sencillo. Un complejo sistema de corrupción hace que ese grano pase por muchas manos para nunca llegar al consumidor: O no llega a las tiendas, o se revende a precio superior al estimado, o se cambia por otro de baja calidad. La falta de control sostiene un lucrativo negocio en el mercado negro. Sólo el 42% de los granos subsidiados emitidos llega a sus destinatarios. 

El resultado es que muchas familias pobres se encuentran en situación de inseguridad alimentaria ya que el alimento facilitado resulta inaccesible e inasequible. Se ha realizado redadas policiales que son claramente insuficientes. 

LA SOLUCIÓN: Un exhaustivo control desde el principio hasta el final de la cadena distributiva, lista de precios visible, más tiendas controladas en zonas rurales, incentivos a los comerciantes para que no vean mermadas sus ganancias respecto a las demás tiendas son algunas de las propuestas sugeridas para mejorar el sistema de distribución. También ayudaría la contratación de personal responsable especializado y mayor control policial para evitar duplicidad de tarjetas de racionamiento. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones