VARIAS FORMAS DE LLEGAR AL ALTAR: DIFERENCIA ENTRE MATRIMONIO FORZOSO, VOLUNTARIO Y ARREGLADO

Imagen Khadija Dawn Carryl
MATRIMONIO COMÚN: El amor suele ser la forma más habitual de llegar al matrimonio en todo el mundo aunque también los hay que se casan por interés. Hablamos de matrimonio libre y por propia voluntad, sin mediación familiar de ningún tipo ni presiones ni compromisos de ninguna clase.

MATRIMONIO ARREGLADO: También llamado concertado o acordado, pasa necesariamente por el visto bueno de los progenitores, pero requiere el pleno y libre consentimiento de los contrayentes. Lo más común suele ser: 

a) Los padres que creen haber encontrado una persona apropiada para su hijo o hija hablan con los padres de la otra familia. Los jóvenes salen, se conocen y sólo hay boda si ambos dan su consentimiento. Aunque puede parecer una costumbre extraña, no tiene nada de malo si se desarrolla en un contexto de libertad de decisión . Los jóvenes (y sus familias) se aseguran de que la persona que están para casarse conociendo tiene un nivel social, profesional o académico similar al suyo, así como un entorno familiar y religioso de su agrado.
b) El chico o la chica que está enamorado se lo dice a sus padres para que estos den primero su consentimiento y después hablen con los padres de la otra familia. 

MATRIMONIO FORZADO: Como su mismo nombre indica, alguna de las partes o las dos no tiene libertad de elección: casarse es una imposición. Para ello las familias llegan a recurrir a métodos como el soborno, las coacciones, las amenazas, el chantaje emocional o incluso el maltrato físico.

Las causas pueden ser muchas: dinero o intereses comerciales, ansias de elevar el estatus social emparentándose con personas de rango elevado, o que uno de los cónyuges sea homosexual o tenga algún tipo de minusvalía que no le haga 'elegible' para otras familias... la lista podría ser interminable. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones