LAS TAWAIF, UN REFINADO EQUILIBRIO ENTRE MÚSICA, POESÍA... Y SEXO.

Imagen: Fotograma de 'Jaanisaar'
¿Recuerdan 'Umrao Jaan'? Una tawaif era una cortesana, versada en artes literarias y musicales que entretenía a la audiencia masculina de alto nivel, generalmente reyes, nobles y comerciantes del norte de India. Si bien se prestaban a favores sexuales, sería injusto referirnos a las tawaifs como meras prostitutas. Su papel más bien se podría comparar al de las geishas japonesas.

Entre los siglos XVI y XIX, las artes y la música florecieron gracias al patrocinio de la realeza mogol. Desde niñas, las tawaifs estaban instruidas en poesía, música, recitación, canto y baile. Su alto nivel educativo en una época en la que la mayoría de las mujeres eran analfabetas hizo de muchas de ellas refinadas poetisas y autoras.

Las tawaifs eran a la vez, una institución y toda una industria. Para su formación y actuaciones demandaban un gran número de maestros en literatura, coreógrafos y músicos, lo que suponía un impacto económico positivo para su entorno que favorecía su aceptación social. 

El dominio británico supuso el fin de las tawaifs tal y como las conocemos, y se las persiguió como prostitutas. Esta marginación pudo haber sido desastrosa para sus artes si no hubiera sido su adaptación e integración en la cultura de la India independiente emergente, como es el caso, por ejemplo, de la danza kathak que conocemos en la actualidad. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones