UN SARI PARA CADA OCASIÓN


El sari es el vestido típico de las mujeres del subcontinente indio consistente en una tela de entre cuatro y siete metros de largo que envuelve el cuerpo, plegada con habilidad y sujeta con alfileres y nudos. Es tan versátil como la moda occidental y se fabrica en multitud de colores y materiales como la seda pura, el crepe, la gasa, el encaje o el georgette.

El sari también tiene reglas marcadas por ocasión. De día no se debe usar un sari de seda muy brillante o muy rígido, es mejor reservarlos para ocasiones festivas. En su lugar es mejor optar por uno hecho georgette de o gasa, en un color discreto o llamativo, según el gusto. Hay que tener presente que los colores oscuros hacen parecer más delgada, pero también se ven como demasiado abrigados. 

Para una boda, mantente alejada de el color rojo (es el color de la atracción y está reservado para la novia) y del blanco (el color de las viudas) y el negro. Esta es la ocasión perfecta para lucir un saris brillantes y coloridos en gasa o seda y para llevar pesados bordados. El negro apenas se usa de día, se reserva principalmente para recepciones formales o eventos nocturnos. 

Cubrirse con un sari es todo un arte y hay tantas formas de colocarlo como regiones en India. En esta web explican muy bien con vídeos las más comunes según los gustos regionales. 

Respecto a la joyería, el oro, la ostentación y todo lo brillante es para los festivales y las bodas mientras que el minimalismo y la sencillez es para ocasiones más cotidianas. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones