UN VELO CONTRA LA MIRADA DE LOS CURIOSOS

Imagen de Nevil Zaveri

Todavía hay muchas mujeres casadas, sobre todo en el norte de India, que cubren total o parcialmente su cabeza y rostro con un velo de tela muy fina llamado 'ghoonghat', aunque a veces también usan un extremo del sari o una duppata (pañuelo muy largo) a modo de velo. 

Se trata de una costumbre social que ha acompañado a las mujeres indias a lo largo de la historia y hay referencias de su uso en el texto épico Ramayana. Aunque no era un complemento obligatorio ni necesario, se generalizó como símbolo de modestia en la época medieval, cuando el Islam se expandió tras la llegada de los emperadores mogoles. 

La tradición dicta que las mujeres casadas se cubran con el velo delante de los mayores, los varones de la familia política y los extraños en general. Está visto como una forma de respeto y de protección de su buen nombre y que sirve como 'barrera' contra la mirada de los curiosos. El ghoonghat (o ghunghat) no tiene vinculación religiosa directa pero es más frecuente entre las hindistas, jainistas y sijs. 

Hoy su uso ha decaído en las áreas urbanas pero sigue formando parte del atuendo cotidiano de la India rural. Se ha convertido en una tendencia al alza en las bodas, con el simbolismo de preservar el rostro de la novia sólo para la mirada del novio. Es muy popular en las bodas sijs. 




Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones