JOYAS EN LA FRENTE


El maang tikka y el jhoomar son piezas de joyería tradicional india, muy utilizadas por las novias y por mujeres de todas las edades en ocasiones especiales. 

El maang tikka es el ornamento que cae en el centro de la frente y del que sale una cadena con gancho para sujetarla al pelo con horquillas. La tradición dice que está diseñado para descansar en el sexto chakra, el ajna, pero otras afirman que es una versión lujosa del bindi. 

En el norte de India prefieren los tikkas planos de estilo kundan o jadau y en Rajastán gustan redondos, cayendo justo en el nacimiento del pelo, como ayuda para que el velo no se quede pegado a la cara. En el sur acostumbran a llevarlos con perlas y rubíes. 

Aunque el oro sigue siendo el metal preferido para su elaboración, el tikka se ha hecho accesible a todas las economías gracias a la bisutería, cuyos diseños compiten en belleza y refinamiento con los metales preciosos.


La moda ha extendido el tikka a lo largo de la cabeza con una varias cadenas que llegan hasta la oreja o hasta la nuca, una versión más grande y sofisticada de esta preciosa joya. 


Las mujeres musulmanas se adornan además con el jhoomar, una pieza lateral de forma triangular que llevan a un lado de la cabeza, cerca de la frente y que combina de maravilla con los vestidos estilo anarkali. 

Ann Rajkuari Jodhaa 02/07/2016

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones

.