BIDIS

Imagen Adam Cohn
Los bidis (o beedis) son cigarrillos liados a mano hechos con hojas de tendu que se fabrican en India y en otros países como Bangladesh, Pakistán y Nepal. Su producción a gran escala comenzó alrededor de 1900 y su bajo costo (40% menos que el tabaco comercial) pronto lo hizo un producto muy popular. Conoció un importante apogeo en 1930 y aunque ha sufrido una disminución en 1980, se estima que su uso representa el 48% del consumo de tabaco indio (dato del 2008).

El llamado 'cigarrillo de los pobres' está hecho de tabaco y saborizantes fuertes como vainilla, regaliz, fresa, canela, clavo de olor y otros añadidos para enmascarar la baja calidad del producto. A diferencia del tabaco convencional, no tienen filtro y mantenerlos encendidos cuesta más trabajo. Son altamente tóxicos por su elevado contenido en nicotina, monóxido de carbono y alquitrán y su uso está relacionado con los cánceres estomacales, pulmonares y orales, de los cuales India es líder mundial. El bidi se ha convertido en una de las principales causas de muerte de adultos del subcontinente indio. 

Se estima que un número sin determinar entre 5 y 10 millones de personas se dedican a enrollar bidis en sus hogares, principalmente mujeres y niños, convirtiéndolo en una de las grandes industria de trabajo infantil oculto. La mayoría de estas trabajadoras responde al perfil de madres de familia, casadas muy jóvenes y con baja alfabetización, cuyo único recurso es enrollar bidis en sus casas, teniendo que empelar también a sus hijos para que les ayuden. 

De media se pagan unas 80 rupias por 1050 bidis acabados. Una mujer que trabaje de 9 a 10 horas puede enrollar 600-700 beedis al día, por lo que sus hijos (sobre todo las hijas) deben ayudarla para completar el mínimo requerido. 

Aunque hay trabajadoras reconocidas, la mayoría de ellas lo hace en la economía sumergida, sin derechos laborales ni negociación salarial, condenadas a la pobreza perpetua por el bajo salario y al analfabetismo. Suelen padecer graves problemas de salud por la constante exposición al polvo de tabaco y la mala postura, como asma, bronquitis, tuberculosis, induración de la manos … 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones

.