EL YOGA DE LA RISA, EL YOGA MÁS DIVERTIDO

Imagen KnowledgeCommonsDC
¿Qué mejor terapia para el cuerpo que regalarle un rato de alegría al día? En 1995 el Dr. Madan Kataria, un médico de familia de Mumbai escribió un artículo llamado "La risa, la mejor medicina" basado en la investigación documentada que demuestra que la risa tiene un efecto positivo como forma de medicina preventiva y terapéutica complementaria. Como su teoría se fundamenta en el hecho científico de que el cuerpo no puede diferenciar entre risa real y risa simulada – siempre que se haga a voluntad, el doctor decidió pasar a la acción y probar con un grupo de voluntarios en un parque público. 

Este pequeño grupo creció rápidamente a más de 50 participantes en pocos días y en tres años, ya había más de 200 grupos repartidos por toda India. En el año 2000 llegó a Europa y en el 2004, Sebastien Gendry se convirtió en el primer estadounidense en formarse como profesor de Yoga de la risa certificado y la segunda persona en el mundo en dedicarse a la enseñanza y la promoción de este tipo de yoga.

El yoga de la risa combina la risa incondicional con respiración yóguica (Pranayama). Cualquier persona puede reír sin razón, sin depender del humor, los chistes o las bromas ni de la utilización de substancias tóxicas o ajenas a nuestro organismo. Es un ejercicio de grupo en el que las sesiones comienzan con un calentamiento suave que incluye estiramientos, canciones, aplausos y movimientos del cuerpo. Se trata de que se vean unos a otros en actitud relajada e informal para deshacer las inhibiciones y desarrollar sentimientos de alegría infantil. La risa pronto se convierte en real y contagiosa, prolongada y abundante. Ejercicios de respiración y relajación completan la sesión. 

Hay científicos que apuntan los beneficios fisiológicos y psicológicos de este tipo de yoga, incluyendo la mejora de la salud cardiovascular y el estado de ánimo así como aumento del umbral del dolor, según la Universidad de Oxford. Fortalece la confianza, la autoestima, y la comunicación interpersonal a la vez que reduce alivia la depresión. 

Hoy se practica en todo tipo de colectivos, como empresas, escuelas, universidades, centros de mayores, centros comunitarios, prisiones, centros médicos ... 


Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones