RECOLECTORAS DE TÉ EN HUELGA: LA 'REVOLUCIÓN DE LOS JAZMINES'.



El rico y saludable té que llega a las estanterías y los cafés de nuestras ciudades tiene un lado oscuro que afecta a sus trabajadoras y que ahora podrían estar asentando las bases para un cambio.

India es el segundo productor de té del mundo por detrás de China. La recolección de las hojas es un trabajo manual que requiere muchos trabajadores, principalmente mujeres, que 68 años después de la independencia del país siguen con el mismo sistema de trabajo de los colonos británicos del siglo 19. 

Las trabajadoras ganan un sueldo de 3,5 dólares al día y dependen de la compañía del té para gestiones básicas de agua o electricidad y para los centros de salud y escuelas. Las viviendas se agrupan en colonias aisladas en las plantaciones y son propiedad de una compañía que en cualquier momento puede prescindir de sus servicios, y por lo tanto, de echarlos de la casa. 

Cansadas de esta situación y de unos sindicatos masculinos que no velaban por sus derechos ni las representaban, unas 5,000 mujeres de Kerala unieron sus fuerzas para hacer huelga durante nueve días para exigir un aumento del 20 por ciento de su salario. 

La huelga fue un éxito, ya que las trabajadoras lograron sus demandas, dejando perplejos a los sindicatos tradicionales. Esta "revolución de los jazmines”, llamada así por la flor de té, saltó a los medios de comunicación a nivel nacional y su ejemplo se ha seguido en otras plantaciones. Ahora esas recolectoras se han organizado en una asociación apolítica llamada Pompilai Orumai (PO) que ya ha conseguido dos escaños en las elecciones locales. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones