UN TEMPLO A GANESHA Y UNA COBRA EN LA CINTURA

Imagen Andrea Kirkby
La historia y la modernidad conviven unidas en Hampi, la 'Ciudad de la Victoria', un lugar tranquilo y rocoso cuyo recinto antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1986. Está ubicado en el estado sureño de Karnataka y su enormidad y belleza lo han convertido en uno de los destinos favoritos de los turistas que visitan India. 

El complejo cuenta con más de 500 edificaciones de todos los tamaños destinadas para fines religiosos, civiles y militares. Siguen de pie, en desiguales estados de conservación, desafiando el paso del tiempo y las hordas de peregrinos y curiosos que acuden a los templos activos a presentar sus respetos o a conocer este singular legado histórico del país. 

Uno de los templos más populares del recinto es el 'Sasivekalu (mostaza) Ganesha', un pabellón sencillo y abierto construido en el siglo XVI por un comerciante de Chandragiri, ahora Andhra Pradesh. En su interior alberga una estatua monolítica del dios Ganesha de unos 2'5 mt. de altura representado con una cobra en la cintura, algo poco usual en la iconografía del dios. En la mitología hindú, Ganesha es conocido por su afición a la comida, especialmente a los dulces. La tradición dice que un día comió tanto que su panza estaba a punto de estallar. Para evitarlo se puso un cobra por cinturón y ataviado así es como podemos verle en este templo. 

Ganesha es el señor de los comienzos y es la deidad a la que hay que encomendarse cuando uno quiere empezar un trabajo o una tarea importante. Por esa razón este pequeño templo se ha convertido en el punto de inicio de las rutas recomendadas dentro el recinto.

Si van a Hampi, no olviden pasarse por este templo y dedicarle una pequeña oración a Ganesha. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones