BREVE GUÍA PARA TEÑIRSE EL PELO CON HENNA

Imagen Gioia De Antoniis
¿QUÉ ES?: La henna (también llamada jena o alheña) es un tinte natural para piel y cabello que se extrae de la planta Lawsonia Inermi, usado en el norte de África, Oriente Medio e India. Las hojas secas molidas de esta planta produce una pasta al mezclarse con agua que deja un bonito color cuando se usa como en el pelo y unos hermosos dibujos cuando se aplica sobre la piel. Estos dibujos corporales son toda un arte en India, donde lo llaman mehendi.

La henna es barata, se compra en herboristerías en polvo y la auténtica siempre deja un color naranja/rojizo. Cualquier color diferente a éste como el marrón o el negro es henna mezclada con algún aditivo que altera su tono original. Son una buena alternativa para los usuarios que busquen otros colores y sólo deben asegurarse de que el producto es de calidad y de que no dañará su cuero cabelludo.

¿POR QUÉ ES DIFERENTE?: Además de ser cien por cien natural, aporta un color precioso que dura meses y un brillo extra. La henna es ideal para aquellas personas sensibles a los productos químicos y protege el pelo de los rayos del sol y del daño de las planchas y los secadores. Nutre el pelo de la raíz a las puntas espesando el mismo dándole volumen y sus aceites son un acondicionador natural que dejan el pelo suave y fácil de manejar.

¿QUÉ PUEDO ESPERAR?: Cuanto más claro sea el cabello, más rojo/naranja se verá con la henna pura. En los cabellos oscuros en un matiz rojizo, especialmente bonito si tienen canas salteadas, en los rubios queda como pelirrojo mientras en los cabellos completamente canosos queda de un naranja intenso. Si le resulta muy atrevido, pruebe con la henna de colores.

La norma general dice que no debe mezclar el uso de la henna con tientes químicos. Se debe esperar un mes desde la aplicación del último tinte químico y unos seis después de usar la henna. Pero los tintes comerciales han evolucionado mucho en los últimos años y son menos agresivos. Muchas usuarias alternan ambos productos y están contentas con los resultados. Es cuestión de consultar en tu peluquería o punto de venta.

La henna no se lleva bien con los rizos. Su poder alisador hace que pierdan intensidad los rizos naturales y que las permanentes no den los resultados esperados. 

¿CÓMO SE APLICA?: Esta es la peor parte de la henna, ya que el proceso tarda unas horas y puede manchar si no se tiene cuidado. Lo primero es ponerse unos guantes y después mezclar el polvo de henna con agua caliente y zumo de limón o vinagre en las medidas indicadas en el envase.

El resultado es una pasta verde con la consistencia de una papilla que aplicamos sobre el pelo húmedo y limpio. La dejamos reposar unas dos horas o más cubriendo la cabeza con un gorro de ducha y prestando especial atención a las gotas que puedan caer. Se enjuaga el cabello con agua hasta que ésta salga clara pero no use champú hasta pasadas 48 horas.

Se pueden retocar las raíces sin aplicarlo al resto del cabello, ya que una capa de de henna sobre otra oscurece el color. 

ALGUNOS TRUCOS Y CONSEJOS: Pruebe el producto primero sobre la piel o sobre un mechón para evitar sorpresas con posibles alergias o con el color final.

A la pasta de henna se le puede añadir un poco más de limón o vinagre para que el resultado quede más claro o una infusión de te, café o canela para un acabado más oscuro. Utilizar en el proceso una ropa vieja para no estar demasiado pendiente de si cae alguna mancha. También es aconsejable aplicar vaselina en la frente y orejas antes de usar el producto.

Hay personas que para dormir usan una toalla sobre la almohada los primeros días tras la aplicación porque puede transferir color.

CUÉNTANOS TU EXPERIENCIA: ¿Has usado henna en el cabello? Cuéntanos tu experiencia con el color y comparte con nosotros tus tips para aplicarla.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones