ASÍ ES EL TAJ MAHAL POR DENTRO (Día Mundial de los Monumentos y Sitos de la UNESCO)

Falsos cenotafios rodeados de panel de mármol y lámpara de Lord Curzon. 
Todo el mundo conoce el Taj Mahal, el elegante mausoleo blanco con cúpula rodeado de minaretes y un gran jardín frontal. El edificio más fotografiado y más visitado del mundo es un icono representativo de India y la principal joya arquitectónica del país, pero ¿cómo es por dentro?. ¿Qué hay en su interior?

Tras la muerte de su esposa favorita Mumtaz Mahal en 1631, el emperador Shah Jahan mandó construir un mausoleo de proporciones fabulosas con los mejores materiales del momento. El mármol blanco más fino de India fue como un lienzo en mano de artistas: le incrustaron piedras preciosas y lo pintaron con una caligrafía árabe de excepcional belleza. Las obras tardaron doce años en concluir y emplearon a más de 20.000 personas de toda Asia.

Detalle del panel de mármol o jali y de la lámpara de Lord Curzon.
El interior del mausoleo es una combinación de sencillez y refinada elegancia. Cuatro grandes salas a cada lado del edificio convergen en otra central donde una gran pantalla octogonal de mármol tallado o Jali rodea los falsos cenotafios del emperador y su esposa, ya que las verdaderas tumbas están un piso más abajo, en una modesta cripta en corazón del mausoleo. La pantalla es una obra maestra de la artesanía de la piedra compuesta de paneles de una sola pieza en la que hay representadas vides, frutas y flores. La lámpara de bronce que cuelga del techo fue un regalo de Lord Curzon, el virrey de India que restauró el Taj Mahal y que quiso dejar así su impronta en tan importante edificio. Pueden leer la historia de la lámpara aquí.

En el mausoleo de la pura simetría perfecta contrasta la disposición de las tumbas, colocadas juntas una con otra mirando a la Meca. La de la emperatriz está justo en el centro de la planta mientras que la de su esposo es más grande, más alta y está desplazada a un lado debido a que fue añadida tras su muerte. En la misma disposición están las tumbas verdaderas de la cripta del piso inferior de sencilla elaboración ya que la tradición musulmana no permite la ostentación en las tumbas.

Verdaderas tumbas de Mumtaz Mahal Y Shah Jahan en la cripta subterránea.
Ambas son de mármol blanco y están cubiertas con unas inscripciones caligráficas relativas al Corán a los lados. En la de Mumtaz Mahal puede leerse los Noventa y Nueve nombres de Alá, incluyendo "oh Noble, oh Magnífico, oh Majestuoso, oh único, oh Eterno, oh Glorioso ...". La de Shah Jahan dice; "Viajó de este mundo al salón de banquetes de la eternidad en la noche vigésimo sexta del mes de Rayab, en el año 1076 de la Hégira."

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones