MONOS

Imagen Hugh Mitton 
No se puede hablar de monos en India sin mencionar primero al Dios Hanuman. En el Ramayana, Hanuman, el dios mono, ayudó al señor Rama a rescatar a su esposa Sita de las manos del rey Ravana en la isla que hoy conocemos como Sri Lanka. Por este y otros muchos méritos, Hanuman es uno de los dioses más queridos y venerados de India y es adorado como un símbolo de perseverancia, fuerza y devoción.

Los monos en India se consideran sagrados desde hace más de 2.000 años. Se estima que en todo el país hay unos 50 millones de ejemplares divididos en unas trece especies, abundando especialmente los rhesus, los langur y los loris.

Los monos están protegidos por ley desde 1972 y su captura está prohibida. En algunos templos como el de Durga en Varanasi o el Galta en Jaipur son los protagonistas del lugar, donde turistas y peregrinos han alimentado a los monos desde siempre con la creencia de que esto les traerá prosperidad. En otros recintos sagrados comen las ofrendas de arroz, frutos secos y dulces que los fieles dejan a los dioses.

Protegidos y sin depredadores naturales, las poblaciones de monos han crecido hasta hacerse incontrolables. La falta de vegetación en los entornos urbanos ha hecho a los simios dependientes de la comida humana hasta convertirse en ocasiones en una verdadera amenaza para los residentes, especialmente en Delhi, Jaipur y sobre todo en Vrindavan. Sólo en Delhi residen 30.000 monos .

Los macacos irrumpen en muchos hogares por los balcones y ventanas para llevarse comida o pequeños animales, causan daños en cables eléctricos y hay constancia de ataques violentos a las personas, sobre todo las que portan bolsas con alimentos o basura.

Esto es un asunto serio que preocupa a los vecinos afectados porque la agresión de un mono no es algo baladí. Generalmente lo hacen en grupo y son lo suficientemente inteligentes para atacar el rostro de la persona. Las heridas por mordedura pueden ser extensas y hay gente que ha resultado muerta al caer de un balcón en uno de estos asaltos.

Este problema tiene difícil solución. Las autoridades tratan de reubicar y controlar al exceso de monos en las ciudades pero todos los esfuerzos son meros paliativos mientras haya gente que les sigue dando de comer. Se bajara la posibilidad de probar otras alternativas, como píldoras anticonceptivas adaptadas.


Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones