UN PASEO EN TUK-TUCK

Imagen PIVISO
La forma más ágil de moverse entre el tráfico de India es hacerlo con el popular autorickshaw, una mototaxi de tres ruedas que se usa para el transporte de mercancías y personas. Aunque se usan en todo el mundo, son especialmente populares en América Latina y en el sur de Asia, en China e India, donde son todo un icono representativo en colores verde y amarillo.

Los primeros rickshaw nacieron sobre 1870 en Japón y consistían en un carrito ligero tirado por una persona. Pronto la popularidad de este transporte creció al ritmo de las ciudades y se convirtió en una forma barata y rápida de traslado que daba empleo a la masa de campesinos que emigraba del campo a la ciudad. La llegada de las bicicletas cambiaron el impulso de los pies por el de los pedales (bicitaxi), aunque la verdadera revolución de este transporte llegó tras la segunda guerra mundial, cuando las motos modificaron la forma, la tracción y la velocidad de este sencillo vehículo.

Auto ricksha, auto, tuk-tuk, motocarro … el nombre cambia, pero la idea es la misma. Lejos de desaparecer, el autorickshaw se han convertido en un vehículo muy demandado sobre todo en ciudades europeas, que lo han adoptado como reclamo turístico. En Lisboa se han implantado con éxito los velotaxis con conductor mientras que en París o Barcelona son las bicitaxis los preferidos por los visitantes. 

Son muchos lo que ven en el autorickshaw el futuro del transporte en las ciudades, aunque la apuesta pasa por la ecología con el desarrollo de vehículos eléctricos o solares que no contaminante y hagan menos ruido así como la incorporación de medidas de seguridad. Mientras tanto los conductores se han adaptado a las nuevas tecnologías para luchar contra la competencia de Uber o del taxi tradicional y ya es posible llamar un tuk-tuk desde muchas aplicaciones del teléfono inteligente. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones

.