EL MEJOR CANNABIS DEL MUNDO CRECE EN MALANA

Imagen Raphael Affentranger
El pueblo Malana es como una isla en medio de las montañas, diferente de sus vecinos en numerosos aspectos sociales y culturales. Está escondido en el precioso estado de Himachal Pradesh, en el norte de India, un rincón de difícil acceso cuyos moradores son herederos de una lengua propia (el Kanashi) y un antiguo pero efectivo sistema democrático que les ha permitido vivir en paz durante siglos. 

La mayoría de los malani tienen rasgos caucásicos poco comunes en esa zona de India. La leyenda local asegura que su aspecto es distinto porque son descendientes del mismísimo Alejandro Magno y de sus militares griegos, que decidieron quedarse allí enamorados del paisaje tras largos años de campañas.

Con gran habilidad los aldeanos han sabido sortear las dificultades de vivir en un lugar de increíble belleza, pero tan frío y aislado que los cultivos tradicionales no prosperan y hay que transportarse en burros cuando las carreteras están cortadas por derrumbes. 

Esto ha llevado a sus habitantes a buscar alternativas agrícolas que permitan el sustento de sus familias y la han encontrado en la marihuana, cuyas plantas crecen con facilidad en las escarpadas colinas. El viento, la lluvia y el frío hace de esta variedad autóctona de cannabis muy especial llamada 'Malana Cream', considerada como uno de los cannabis más famosos del mundo junto con el 'Kerala Gold', que también procede de India. 

Las bolas o 'charas' de resina de esta variedad se hacen a mano de forma tradicional y son de color negro oscuro y de aspecto gomoso. Su alto contenido en THC y su intenso aroma lo hacen un producto muy codiciado entre los entendidos. Es una de las variedades más caras de los Coffee Shops de Amsterdam que además ha ganado en dos ocasiones la 'High Times Cannabis Cup'. 

La fama internacional del producto de Malana ha convertido el pueblo en un punto de referencia para los fumadores y curiosos, que ha visto crecer la presencia de turistas en los últimos años. 

Aunque la producción, posesión y consumo de cannabis es ilegal en India desde 1985, aldeanos y autoridades viven enfrentados entre la ley y la necesidad económica. Los primeros sorteando las normas como pueden, plantando en zonas forestales, fuera del pueblo. Los otros actúan con más o menos firmeza, haciendo redadas y quemas.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones