DESMONTANDO TUBELIGHT


Han pasado ya dos semanas desde que se estrenó 'Tubelight' y perece un buen momento para hacer una reflexión y averiguar por qué una película de tan alto presupuesto se ha convertido en una de las grandes decepciones del año. A día de hoy ha ganado 114 crore y da sus últimas bocanadas en los cines, a la espera de ser barrida por 'Mom' de Sridevi y 'Guest Iin London' de Paresh Rawal. Los distribuidores compraron muy cara esta película y ahora afrontan pérdidas por la falta de asistencia del público.

'Tubelight' (Bombilla o Luz Fluorescente) es una película dirigida por Kabir Khan. Está protagonizada por su actor fetiche Salman Khan, el hermano de éste Sohail Khan, la gran actriz china Zhu Zhu y el recientemente fallecido Om Puri, en su último papel. Trata sobre un joven inocente con problemas de adaptación que parte en busca de su hermano perdido, un soldado en el conflicto sino-indio de 1962.

En perspectiva, todo indicaba que 'Tubeligth' reunía los requisitos para se un éxito comercial: una técnica impecable, buenos actores, director de renombre, rodada en Ladakh y Cachemira (una de las zonas más bellas de India), música de Pritam, pero... ¿qué ha fallado?

Parece que el exceso de confianza. Con un guión plano, una dirección bastante simple y una interpretación trillada, 'Tubeligh' es un dramón pensado para hacer llorar a la audiencia a moco tendido y lo único que consigue es dejar al espectador indiferente. Aunque no emociona, está bien hecha y merece la pena ser vista, sobre todo por los paisajes y la banda sonora.

Puede que el globo 'Tubelight' comenzara a desinflarse con el estreno del trailer, cuando se supo que el film era una adaptación de la película americana 2015 'Little Boy'. Muchos espectadores ya sabían lo que se les venía encima y eligieron ver otras películas para ahorrarse una lección de buenos consejos y auto-estima, con Sr. Gandhi incluido.

El melodrama no es un tipo de película para estrenar en Eid, una fiesta alegre y familiar que pide cine de entretenimiento. Sin machos justicieros, patadas voladoras ni romances, con un villano más molesto que malo y con el trasfondo de la guerra, la losa de moral y ética sobre la incomprensión hacia lo diferente parecía inevitable. Una producción de altísimo nivel con las mejores localizaciones y una puesta en escena tan brillante se queda hueca con un guión que no engancha como una lámpara sin bombilla, como alma del cartón-piedra de un escenario perfecto, pero falso. Ni siquiera emociona el cameo de Shahrukh Khan.

Es de agradecer el esfuerzo interpretativo que hace Salman para cambiar de registro y reafirmarse como actor, pero el chico inocente que ya vimos en 'Bajrangi Bhaijaan' es aquí además, un joven con un intelecto especial y demasiado protagonismo. Sencillamente, no lo consigue.

En los últimos diez años, Salman Khan ha estrenado diez películas todas éxitos de taquilla, entre las que se incluyen 'Sultan', 'Kick' o 'Prem Ratan Dhan Payo'. 'Tubelight' es la que menos ha recaudado de las diez pero el actor no está preocupado y tampoco su entorno, porque en Navidad vuelve el semental con 'Tiger Zinda Hai' y los números volverán a salir.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones