DULCE Y ESPONJOSA RASGULLA


La Rasgulla es un postre lácteo indio hecho con un tipo de queso fresco conocido como chhena. Se elabora a partir de la leche entera a la que se le añade un poco de zumo de limón o cuajo para que espese para después darle forma de bola. Se toma bañado en almíbar o sirope de azúcar y hay quien lo condimenta con una pizca de azafrán o cardamomo. El resultado es una delicia esponjosa y suave, un dulce bocado al que nadie puede resistirse.

Los estados de Bengala Occidental y Orissa se disputan su origen, aunque ahora se pueden degustar muchos tipos de rasgulla en todo el país, incluso en latas. En Bengala gustan blanquecinas y elásticas mientras que Orissa las toman más cremosas y suaves. Con frecuencia ofrecen en festivales u otros eventos sociales y son tan populares que los astronautas indios que viajaron al espacio en el 2016 las incluyeron en su dieta en forma deshidratada.

Es difícil precisar el aporte calórico de una bola de rasgulla, un estudio que puede variar según el tipo de leche con el que esté elabora y su tamaño. La media estimada está en 186 calorías por ración, el 9% del total de una dieta estándar de 2.000 calorías. 

Elaborar este rico postre no es nada complicado. En el vídeo con subtítulos traducibles de CMH lo explican muy bien, y en el blog de From Maria´s Kitchen encontramos la receta en español. ¡¡Buen provecho!!

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones