DOS INCREÍBLES PALACIOS DE PELÍCULA … QUE NO EXISTEN


'BAJIRAO MASTANI': Esta película épica protagonizada por RanveerSingh, Priyanka Chopra y Deepika Padukone se rodó en varios edificios reales del país como el fuerte Amer de Jaipur o el palacio de Bhor Rajwada en Maharashtra. Para el resto de escenarios el director Sanjay Leela Bansali ocupó nada menos que cinco sets de Film City de Mumbai, en uno de los cuales rodó el conocido musical 'Deewani Mastani'. 

La fabulosa y opulenta sala en tonos dorados de 'Deewani Mastani' está inspirada en el palacio 'Aaina Mahal' de la película de 1957 'Mughal-e-Azam', que a su vez imitaba el 'Sheesh Mahal' o Palacio de los Espejos de Lahore, Pakistan. En esa ocasión era la simpar Madhubala la que daba vida a la lujosa estancia en la canción 'Jab Pyar Kiya Para Darna Kya'.


El equipo de Sanjay Leela Bhansali tardó 45 días en construir el ecenario. Más de 20.000 espejos cortados a mano por artesanos de Jaipur fueron necesarios para cubrir la gigantesca estancia iluminada por trece lámparas de araña. El esfuerzo valió la pena porque el resultado fue espectacular y por suerte, no ha sido destruido y se exhibe en su lugar de construcción.

 En la localidad de Bhuj, Gujarat , existe un palacio-fortaleza llamado Aaina Mahal, que no guarda relación con lo referido anteriormente. Varios terremotos lo han dañado seriamente, pero una parte sigue siendo visitable hoy en día.


'PREM RATAN DHAN PAYO'. Parece que los ricos decorados de 'Mughal-e-Azam' marcaron el ideal escénico de toda una generación de directores que no dudan en recrearlo cuando buscan lujo y elegancia.

Este film de aventuras protagonizado por Salman Khan y Sonam Kapoor fue rodado en grandes mansiones de Gujarat, Rajastán y en un precioso palacio que no existe en el mundo real pero que cobró vida gracias a los genios de los decorados y la tecnología de la magia del cine. 

También se llama 'Sheesh Mahal' o Palacio de los Espejos pero en una estructura y escala diferente al de 'Mughal...'. Este sitio de fantasía que los efectos especiales situaron nada menos que sobre una cascada, alberga en su interior varias salas, un laberinto, una gran cúpula y balcones. 

Para su construcción se emplearon 3 decorados diferentes y más de 300 personas trabajaron sin descanso para colocar uno a uno los miles de espejos que se adaptaron a las caprichosas formas de columpios, murales con pavos reales y columnas.



Parte de estos decorados pudieron ser disfrutados por el gran público en la veneración al ídolo de Ganesha del Lalbagh Cha Raja de Mumbai. Durante diez días de septiembre del 2015, millón y medio de devotos ofrecieron sus oraciones al dios con los paneles del 'Sheesh Mahal' como telón de fondo hasta el momento de sumergirlo en el agua.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones