EL MONASTERIO BUDISTA DE THIKSEY, MUY CERCA DEL CIELO

 Imagen Patrik M. Loeff
Ladhak, en el norte de India, tiene un paisaje frío con poca vegetación pero en lo últimos años se ha convertido un destino de referencia para los amantes de los deportes de aventura, principalmente del montañismo, el rafting en aguas bravas y el trekking. También las personas que quieren profundizar en la espiritualidad tienen aquí una parada obligada una gracias a los muchos monasterios budistas que salpican la región, como una nota de color en el árido paisaje. 

Uno de los más importantes es el monasterio de Thikse, situado a unos 15 km. de Leh, muy popular por su belleza y por ser el más grande del estado. Es una construcción impresionante que puede presumir de ubicación (en lo alto de una colina) y de arquitectura: le dicen mini-Potala por su gran parecido con el palacio de Potala en Lhasa, Tibet.

El complejo se compone de un bloque de 12 pisos y casas anexas que alberga una gran cantidad de arte budista como stupas, estatuas, thangkas, pinturas murales y espadas. Destaca en su interior el templo de Maitreya (Buda Futuro) que fue inaugurado por el 11º Dalai Lama en 1980 y contiene una estatua del Buda Maitreya de 15 metros de alto en posición de loto sentado. 

El monasterio está habitado por monjes y monjas en edificios separados que cuidan de las instalaciones y de las escuela a la que, por tradición, acuden al menos un niño de cada familia a estudiar su cultura, religión e idioma.

El viajero que visita Thikse tiene muchas actividades para disfrutar de su estancia. Se puede aprender y practicar budismo o participar de las ceremonias con los monjes. Puede pasear libremente por el monasterio, contemplar sus esculturas y altares o darse una vuelta por el establecimiento de medicina tibetana. También hay una tienda de souvenirs y restaurantes. 


Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones