LA VERDADERA HISTORIA DE AMOR DE JODHAA Y EL EMPERADOR AKBAR

Imagen Saurabh Chatterjee
Cuando hablamos del emperador Akbar y de su esposa Jodhaa, a todos nos vienen a la mente imágenes de los bellos sin par Hrithik Roshan y Aishwarya Rai en la película 'Jodhaa Akbar' (2008). El film es un drama romántico de gran éxito, gracias al cual muchos extranjeros conocemos un poquito mejor algunos episodios de la historia de India. Pero ¿qué hay de cierto en el film? ¿Fue así el amor de los reyes?

Según los registros históricos, Harka Bai (conocida popularmente como Jodhaa Bai) era una princesa rajput que nació el 1 de octubre de 1542 en Amer (ahora Jaipur) y era la hija mayor del raja Bihari Mal. Tenía 20 años cuando su padre la entregó en matrimonio al emperador Akbar El Grande como gesto de sumisión política por la ayuda militar prestada ante el acoso de su enemigo. 

En aquellos tiempos era una práctica habitual entregar a las hijas para sellar alianzas políticas y de esa manera hubo muchos matrimonios de hindúes con mogoles, los nuevos conquistadores musulmanes. Con frecuencia estas mujeres eran mal consideradas en sus nuevos hogares y su vida era muy desdichada, por lo que muchas se negaron a esta suerte y se suicidaban antes de casarse. Jodhaa enfrentó con valentía la situación y accedió al matrimonio, lo que nos da una idea de la fortaleza de su carácter. 

Como emperador, Akbar ha sido uno de los más notables de la historia de India. Accedió al trono con 14 años y aunque siempre estuvo envuelto en campañas de expansión de su imperio, también mostró un gran interés en temas culturales, artísticos, religiosos y filosóficos. Akbar era conocido por su tolerancia religiosa y aunque era musulmán, también se interesó en otras religiones. Dicen que era un hombre de gustos frugales, de baja estatura pero atlético, un excelente guerrero y un notable domador de animales. Su reinado fue, probablemente, el más esplendoroso de toda la dinastía. 

Jodhaa no fue ni la primera ni la última esposa de Akbar. En realidad era la quinta de un total de treinta y cuatro matrimonios políticos, además de numerosas consortes. Se casaron el 06 de febrero de 1562 en el campo militar imperial en Sambhar, Rajasthan, después de que el rey ofreciera sus oraciones en la tumba del santo Moinuddin Chishti. Aunque Jodhaa se convirtió al Islam después de su matrimonio, no podía renunciar a su adoración a Krishna y para solucionar su dilema, Akbar permitió que tuviera un templo hindú dentro del palacio. Es sabido que no se reparó en gastos y que el templo era hermoso y muy lujoso. 

Este gesto fue muy comentado en su momento por insólito e inteligente, ya que el rey demostró a su pueblo que era el señor de musulmanes e hindúes por igual, a la par que favoreció el buen entendimiento con su esposa. 

Con el paso del tiempo Jodhaa se convirtió en la esposa favorita de Akbar y su papel en la corte se afianzó cuando en 1569 dio a luz al primogénito del rey, al que llamaron Salim (después conocido como emperador Jahangir). El tribunal mogol le dio el título de Mariam-Uz-Zamani como madre de los sucesores al trono.

Jodhaa llegó a ser la mujer más poderosa del reino incluso después de la muerte de su esposo en 1605. Ella le sobrevivió diecisiete años durante los cuales ayudó a su hijo Jahangir con los asuntos del trono con tal grado de confianza que tenía derecho a emitir los documentos oficiales llamados firmans, por lo general un privilegio exclusivo del emperador. Los libros de historia dicen que la reina madre era además una excelente comerciante, propietaria de muchos barcos. Era rica y muy buena administradora y bajo su mandato se construyeron pozos, jardines y mezquitas.

Jodhaa Bai murió por causas naturales en 1622, a los 80 años de edad. Fue enterrada bajo la tradición islámica en un edificio-mausoleo de Agra construido por su hijo, a sólo un kilómetro del de su esposo Akbar El Grande. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones