NAMASTE, MUCHO MÁS QUE UN SALUDO

Imagen Vineet Radhakrishnan 
Todas las fórmulas de bienvenida y despedida caben en 'Namaste' o 'Namaskar', la forma  de saludo tradicional más practicada en India y Nepal. 

Se realiza haciendo el Namaskar Mudra (también llamado Añjali Mudrā o Pranamasana) siendo un mudra los gestos de las manos con significado propio. Consiste en unir las palmas cerca del pecho con los dedos apuntando hacia arriba haciendo una pequeña inclinación del cuerpo mientras se verbaliza 'namaste' o 'namaskar'. La cortesía espera que el gesto sea contestado de igual manera por la otra persona. 

¿Y qué significa? Pues en términos prácticos es un saludo respetuoso, de buena educación que dice hola o adiós. Sus connotaciones más profundas conllevan servicio, entrega, buenas intenciones o agradecimiento. Tiene la ventaja de que se puede utilizar de forma universal sin distinción de sexo, edad o condición social. También se cree que, a diferencia de otros saludos que implican contacto físico, en 'namaste' la capacidad de transmitir las energías negativas o de recibirlas queda limitada por la ausencia de contacto. 

En su aspecto espiritual, la persona que hace este saludo tradicional dice que con toda su fuerza física (representado por las manos juntas) y su intelecto (representado por la cabeza inclinada), rinden homenaje al Atma (alma) dentro del otro. 

También se puede interpretar como 'La luz divina en mí reconoce la luz divina en ti', 'Mi alma reconoce tu alma', 'Me inclino ante lo divino en ti' y de otras muchas maneras. En todas el sentido es el mismo y la intención es la de compartir una conexión espiritual y crear un sentimiento de unidad y equilibrio.También se usa en el yoga, la meditación y la danza. 

Namaste a todos, de corazón.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones