USO Y SIGNIFICADO DE LAS BANDERAS DE ORACIÓN: BUENOS DESEOS LLEVADOS CON EL VIENTO


Imagen Abhishek Shirali
En las áridas montañas del Himalaya, donde el verdor desapareció hace kilómetros, el cansado viajero siempre encuentra donde mire las banderas de oración, flores vivas que extienden sus bendiciones en silencio cuando se agitan con el viento.

Las banderas de oración o de plegaria son piezas de tela colgadas de una cuerda o sujetas a un poste que llevan impresas un sutra. Son propias del budismo tibetano donde se llaman Darchor: 'Dar' es aumentar la salud, la riqueza, la felicidad y la vida y 'Cho' se refiere a los seres vivos. Son comunes en los ambientes budistas de Tíbet, China e India aunque su popularidad ha trascendido a todas partes del mundo. 

El concepto es muy hermoso. Las antiguas oraciones budistas, mantras y poderosos símbolos que están impresos en ellas producen una vibración espiritual que se activa cuando las telas son movidas por el viento. Todos los seres tocados por ese viento reciben ese deseo de prosperidad y buena fortuna para hacer sus vidas un poco más felices.

Las banderas se hacen generalmente de algodón en 5 colores, referidas a un elemento y un aspecto de la mente iluminada y a las cinco sabidurías del budismo.Las azules simbolizan el cielo o el espacio, símbolo de pureza o curación. Las blancas representan el elemento aire y ayudan a eliminar las obstrucciones y los obstáculos Las rojas significan el fuego, la energía o el calor, tanto interno como externo. Las verdes están dedicadas al agua y la naturaleza como seña de actividad, mientras que el amarillo representa la longevidad y los elementos sólidos como la tierra o el cuerpo. 

Además de los mantras y los textos escritos, en cada bandera hay dibujado unos símbolo en el centro. El más común es el 'Lung-ta', el 'Caballo del Viento' que representa la buena suerte y la energía. También es frecuente encontrar alguno de los ocho elementos auspiciosos del budismo tibetano (La rueda del Dharma, la Caracola ,el Jarrón Precioso ,el Parasol, el Nudo Infinito, el Estandarte de la Victoria, el Loto y el Pez Dorado) y los cuatro animales míticos como la garuda (pájaro), el dragón, tigre y león blanco. El dorje como símbolo de indestructibilidad, la invocación a las 21 Taras y las deidades iluminadas son algunas de elementos más populares usados en las banderas. 

Las insignias también se ordenan por tamaños. Generalmente, las pequeñas se tienden a lo largo de un cordel y las más grandes se sujetan a un poste, preferentemente de bambú. Cuanto más altas, mejor. 

Se colocan en grupos de cinco y múltiplos de cinco con el siguiente orden de color: amarillo, verde, rojo, blanco y azul. También se agrupan en torno a un significado. Para la energía energía buena y buena fortuna se utiliza El Caballo del Viento mientras que para superar obstáculos y perturbaciones con frecuencia se recurre al Estandarte de la Victoria. Hay mantras específicos para que aumente el bienestar, la suerte, la salud y la riqueza.

Aunque se pueden poner dentro de casa, lo adecuado es que se dejen al aire libre para que dejen las bendiciones cerca de nuestro hogar, centro de estudios o lugar de trabajo. Como todos los elementos religiosos, debe ser tratado con respeto, por lo que no deben tirarse al suelo ni a la basura. Cuando estén tan raídas y decoloradas que deban cambiarse, en la medida de lo posible hay que hacerlo a la manera tradicional, quemándolas, para que el humo eleve la última oración hasta los cielos. 

Ann Rajkumari Jodhaa

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones