UN PASEO POR EL JARDÍN DE LOS CINCO SENTIDOS DE DELHI


En la vivaz y bulliciosa Delhi, a poca distancia del Qutub Minar, hay un parque único de enorme belleza fruto del esfuerzo de Turismo de Delhi y de los botánicos profesionales de India. 

El parque abrió sus puertas en el 2003 y mide más de ocho kilómetros cuadrados. Sus creadores quieren que los visitantes no puedan ignorar las señales sensoriales del cuerpo y para ello han llenado el interior del recinto de una cuidada selección de plantas exóticas, flores de todo el mundo y artículos decorativos, con el fin de despertar la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto de los visitantes. 

Hay preciosos lagos, puentes, esculturas de metal y piedra, pasadizos y un reloj de sol que reclama atención propia. Está dividido en tres áreas temáticas que incluyen una sección de jardines mogoles, otra exclusiva de especias, además de piscinas de lirios de agua, tallos de bambú, cascadas y fuentes. Todo está pensado para que se pueda tocar, oler y 'vivir' y cuenta con un área de restaurantes para el descanso de los visitantes. No es de extrañar que un lugar tan hermoso se haya convertido en el paseo favorito de los enamorados de Delhi. 

Para las actividades culturales, el parque cuenta con un auditorio en el que cada año en febrero se celebra un festival organizado por la oficina de turismo de la ciudad y una réplica a escala menor del Arco de Labná, un monumento de origen maya situado en México que también se usa como escenario de eventos. 

Dicen los entendidos que después de visitar el parque, uno está en armonía con sus sentidos durante muchos meses. Es cuestión de probar. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones