PROTECCIÓN Y BUENA SUERTE CON 'LA MANO DE FÁTIMA'


Si estás familiarizado con los símbolos orientales sin duda conocerás el hamsa o jamsa, un talismán de buena suerte y protección muy conocido en el mundo islámico, judío y algunas comunidades cristianas. Se representa como una mano con la palma abierta y los dedos juntos, siendo el pulgar y el meñique del mismo tamaño. En el centro de la palma suele haber un ojo, un nazar, una flor, un corazón ...

Su nombre significa 'cinco' en árabe y aunque la cultura popular lo asocia con ciertos elementos religiosos, en realidad no tiene relación alguna con el judaísmo o el islam. 

Hay datos que remontan el uso del hamsa al siglo IX, cuando los cartagineses rendían culto a la diosa lunar Tanit. Las culturas posteriores lo adoptaron en alusión a la 'mano de Dios' una representación de la intervención divina y expresión última de la fe monoteísta. Para muchos representa los cinco pilares o principios del Islam mientras que en la creencia judía se conecta este símbolo con los cinco libros del Torá.

Se la conoce como 'La mano de Fátima' y la leyenda dice que Fátima, la única hija del Profeta Mahoma estaba removiendo una olla con un cucharón cuando su esposo entró en la estancia y le presentó a su nueva mujer. La sorpresa fue tal que la cuchara se resbaló y siguió removiendo la comida con su mano sin darse cuenta del dolor. Su esposo quedó conmovido y advirtiendo su error, se consagró totalmente a Fátima. Es un símbolo una de paciencia y fe.

En el mundo árabe se utiliza como talismán para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular. También es un deseo de buena suerte hacia los demás y que la gracia divina acompañe a quien lo vea.

Muchos hamsa llevan piedras incrustadas o dibujos de un ojo humano así como símbolos de protección para el hogar u oraciones para los viajeros. Con frecuencia se decoran el ojo turco o nazar, el amuleto redondo de cristal tan popular en Turquía de formas concéntricas en varios tonos de azul. Se representa indistintamente con la punta de los dedos hacia bajo o hacia arriba, se considera que con los dedos hacia arriba es un potente talismán que dice 'alto' a las influencias negativas, el mal de ojo y los celos.

Es frecuente encontrar un hamsa en elementos y lugares muy diferentes. En las puertas de las casas o de las tiendas, en los coches, como llaveros, pegatinas, colgantes y hasta en tatuajes. Su naturaleza de protección y buena suerte ha traspasado la cultura y los países.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones