TESOROS DE GWAILOR (DÍA DE LOS MONUMENTOS Y SITIOS DE LA UNESCO)

 Fuerte de Gwalior. Imagen: Dan
La antigua y majestuosa ciudad de Gwailor es una parada obligada, para los viajeros que se mueven entre Agra y Khajuraho. Los Mogoles y los Tomars pasaron por estas tierras dejando su huella en la historia hasta que los Scindias establecieron aquí su hogar. Es una de las ciudades más populares y prósperas de Madhya Pradesh, conocida por su atracciones arquitectónicas, como su fortaleza, palacios, templos y también en museos.

Hoy 18 de abril se celebra en todo el mundo el Día Internacional de los Monumentos y Sitios de la UNESCO, una jornada dedicada a la concienciación de los tesoros arquitectónicos de los países para cuidar su legado en la historia. Es el día perfecto para que demos un paseo por Gwalior, que puede presumir de tener tres joyas reconocidas por la organización: las esculturas jainistas, el fuerte de la ciudad y el palacio Jai Vilas.

En lo alto de una peña de considerable altura alza la fortaleza, una construcción inexpugnable construida por el Maharaja Suraj Sen hace mil años en conmemoración por supuestamente, haber curado allí de su lepra. Por el empinado y serpenteante camino hacia su entrada, decenas de estatuas jainistas grabadas en la roca se alzan con semblante sereno. Se llaman Tirthankharas o salvadores y datan de los siglos VII y XV, la más alta de 17 mt. de altura y están representadas en posturas de pie y sentadas.

Estatuas jainistas. Imagen Varun Shiv Kapur
El palacio dentro del fuerte está lleno de secretos y aunque no lleva muy bien el paso de los años, aún es fácil ver las hermosas tallas y diseños de la época medieval. Al edificio también se le conoce como el Chitra Mandir o el Palacio de las Pinturas por las decoraciones de azulejos y pavos reales pintados, así como otros dibujos de alegres colores. En este palacio Aurangzeb encarceló a su hermano Murad y lo envenenó lentamente usando opio. Sobre 1850 Maharaja Jayajirao escondió en sus paredes un tesoro fabuloso y lo hizo tan bien, que su propia familia tardó treinta años en encontrarlo.

Fuera del recinto fortificado, de camino a la ciudad, se encuentran los templos de Sas-Bahu (Suegra y Nuera), dos hermosas y delicadas estructuras que no están dedicados a dos mujeres, como se supone a veces, sino que tradicionalmente se le da este nombre a dos templos contiguos de diferentes tamaños.

Templos de Suegra y Nuera. Imagen  Saurabh Chatterjee
En otro punto de la ciudad se encuentra la tumba de Mohammad Ghaus, un santo del islam del siglo XVI. Su monumento funerario es una muestra de por qué los artesanos de Gwalior se hicieron famosos en el arte de la talla en piedra. Muy cerca se encuentra la tumba de Tansen, un famoso músico, y una de las nueve gemas de la corte de Akbar.

Gurdwara. Imagen Saurabh Chatterjee
Gwailor esta llena de tesoros que bien merecen unos días para conocerlos en profundidad. El templo sij Gurdwara Bandi Chorh Sahib está asociado con el encarcelamiento del gurú Har Gobind Sahib en el fuerte de la ciudad. La palabra 'Bandi' significa encarcelado, 'Chhor' significa liberación. Peregrinos de todo el país visitan este Gurdwara para rendir homenaje a Guru Hargobind.

Jai Vilas. Imagen Manuel Menal
También hay que visitar sus museos más destacados, como el museo arqueológico Gujari Mahal o el museo Scindas, ubicado en una opulenta estructura de estilo italiano llamada Palacio Jai Villas. Parte del palacio funciona como residencia de la familia real, mientras que la otra es un museo que documenta la historia y la gloria de los días pasados.

Ann Rajkumari Jodhaa

Puede que también te interese ...

1 comentarios

  1. Otro artículo estupendo de otro lugar deslumbrante. Espero tu siguiente entrada, saludos!!

    ResponderEliminar

archivo de publicaciones