LA REFINADA Y SENCILLA TUMBA DE ALI BARID SHAH

 Imagen Nicolas Mirguet
Se dice que la muerte no existe y que la gente sólo se muere cuando la olvidan. Eso debió pensar el sultán Ali Barid Shah I cuando en sabia previsión de lo inevitable, comenzó construir su tumba tres años antes de morir, en 1579.

El mausoleo está situado en la carretera a Udgir de Bidar, en el estado de Karnataka un complejo formado por las tumbas de Ali Barid, Ibrahim Barid y una mezquita. Está colocada sobre un pedestal en el centro de un jardín charbagh (de estilo persa) y a diferencia de otras construcciones similares, la tumba de Ali Barid es una estructura abierta cuadrada con un gran arco en cada uno de sus lados. 

El edificio alberga cuatro tumbas, la del sultán y sus tres esposas. Su estilo de líneas puras y sencillas en el exterior contrastan con elaborada cúpula de forma bulbosa ricamente decorada con azulejos en el interior, lo que la convierte uno de los ejemplos más refinados de arquitectura islámica de su época.

Ali Barid Shah I fue el gobernante más destacado del sultanato de Bidar, recordado por su amor al arte y a las letras. Jugó un papel logístico clave en la batalla de Talikota, una victoria que le reportó mucha riqueza y la adopción del título real de 'Shah'.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones