SANTO Y ETERNO BANYAN, LA HIGUERA INMORTAL

Imagen Anson Chappell
El banyan o baniano (Ficus benghalensis) es un árbol originario de India que ahora crece en muchos países del mundo, especialmente en las zonas cálidas. Es uno de los árboles más venerados en la India y uno de los símbolos nacionales de este país.

Se trata una higuera de grandes raíces capaz de sobrevivir y crecer durante siglos, formada por un incontable número de raíces aéreas que crecen hacia el suelo formando nuevos tronco, y unas hojas grandes y brillantes. El fruto no es sabroso para los humanos, pero los monos no opinan lo mismo y lo toman con deleite, lo mismo que los elefantes con sus hojas. Por ser considerado un árbol santo en el hinduismo y el budismo, no se poda ni se cortan sus ramas, por lo crecen hasta alcanzar un enorme tamaño. 

Se dice que la higuera banyan representa el Trimurti, los tres grandes dioses del hinduismo responsables de la creación, la preservación y la destrucción: Brahma, simbolizado por las raíces, Vishnu por la corteza y Shiva en las ramas, bajo cuya sombra no crece la hierba. 

El banyan se menciona en muchas escrituras como el árbol de la inmortalidad y del conocimiento, fuente de inspiración de santos y ascetas. Es un símbolo de vida y fertilidad, a menudo adorado por los que desean tener hijos y por aquellos que quieren ver cumplidos sus deseos y otros beneficios materiales. Este árbol también es sagrado para los budistas. Se cree que Buda permaneció sentado siete días debajo de un banyan, absorto en su recién descubierta realización.

India tiene muchos árboles banyan famosos por su historia y santidad. Uno de ellos es el Thimmamma Marrimanu, situado en la localidad de Kadiri, Andhra Pradesh. Con una superficie de 19.000 metros cuadrados, es el más grande del mundo según el Libro Guinness de los Récords en 1989. Debe su nombre a Thimmamma, una viuda que se lanzó en la pira funeraria de su marido. La gente local cree que la higuera nació en el mismo sitio de la pira y que las parejas sin hijos serán fértiles si se veneran el árbol. 

A orillas del río Nerbudda, cerca de Surat crece un baniano con fama de ser el más antiguo de India, con al menos tres mil años de antigüedad. Se cree que es el mismo que conoció Nearco, uno de los oficiales de Alejandro Magno. Los hindúes nunca lo cortan ni lo tocan con acero, para no ofender a la deidad que mora entre sus hojas. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones