GITANOS, EL PUEBLO QUE VINO DE INDIA


Los gitanos (también llamados pueblo roma o romaníes) son un grupo ético formado por unas 14 millones de personas que constituyen un mosaico de lenguas, religiones y estilos de vida. a la vez que comparten una herencia social muy diferente. 

Este pueblo errante diseminado por todas las naciones, tiene su origen en India. Se cree que los roma proceden del Punyab o incluso de Mohenjo Daro, una de las más antiguas ciudades de la civilización del valle del Indo, y que eran adoradores de la diosa Kali. 

A falta de crónicas históricas que precisen su origen, es la genética la que dibuja el mapa del pueblo gitano: estudios basados en datos de genoma completo de 13 grupos romaníes de Europa sugieren que la diáspora roma constituye una sola población inicial fundadora, que se originó en el norte / noroeste de India hace miles de años 

Se cree que los romaníes comenzaron a emigrar por oleadas en el transcurso de los siglos, huyendo de las invasiones históricas del país, asentándose en Oriente Medio y el Norte de África a Europa. Con ellos también viajó la cultura, la música y la lengua, que aún hoy en día emplea muchas palabras del sánscrito. Desde el siglo XIX hay romaníes en Estados Unidos, Canadá, Brasil y muchas partes de Sudamérica. 

Hábiles comerciantes, geniales artistas y a menudo nómadas, los gitanos han sido un pueblo libre, sin ataduras que hizo de la rueda de los carros un símbolo en su bandera. La escritora e historiadora Diana Muir los describe como “un pueblo único, ya que nunca se han identificado con un territorio; no siguen una tradición de la tierra antigua y lejana de la que emigraron sus antepasados, ni reivindican el derecho a la soberanía nacional de cualquiera de las tierras en las que residen, más bien, la identidad romaní está vinculada con el ideal de libertad que se expresa, en parte, en no tener vínculos a una patria.”

Durante siglos, las tribus gitanas habían sido objeto de persecuciones y humillaciones en Europa, estigmatizados como delincuentes habituales o inadaptados sociales. Este sentimiento anti-gitano tuvo su máxima expresión en la Segunda Guerra Mundial, cuando los nazis asesinaron entre 220.000 y 500.000 gitanos. Se estima que el 25% de los gitanos europeos perecieron en el genocidio. 

Hoy el pueblo romaní vive plenamente integrado en sus respectivos países sin haber perdido sus características identitarias, aunque aún lucha contra la discriminación y otros problemas. Cada vez son más conscientes de su importancia como etnia y ahora hay un gran número de asociaciones que revindican su cultura y su historia buscando una mayor presencia gitana en la vida social y política. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones