TRES SENCILLOS CONSEJOS PARA LA MEDITACIÓN

Imagen Réhahn Photograph
No querer nada.
No hacer nada.
No ser nadie.

No permitas que tus deseos te impidan meditar. Esa llamada, eso que ibas a comer, seguro que puede esperar. Por unos minutos, no desees nada.

Dejar de hacer cosas. Para meditar no hagas nada, simplemente siente.

Por último, tu. Si eres listo o curioso, si eres rico o estás enfadado... todas tus etiquetas te impiden relajarte. Libérate de la etiquetas y relájate. No seas nadie.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones