JODHPUR, LA CIUDAD DEL COLOR DEL CIELO

Imagen Feng Zhong
Aunque todo Rajastán es una fiesta para los ojos del turista, algunas ciudades destacan por encima de otras por su singularidad y belleza. Es el caso de Jodhpur, llamada la 'ciudad azul' por el color con el que están pintadas las casas de la zona amurallada. Una vez fue el color con el que los brahmanes marcaban sus hogares, pero ahora se ha convertido en una seña de identidad propia. Se dice que usaron el índigo por ser un tinte local que además, repele los insectos. 

La ciudad fue construida en 1459 dC por Suryavanshi Rao Jodha y ahora es conocida como la segunda localidad más grande de Rajastán. Rodeada por el árido desierto del Thar, las casas azules se extienden como una alfombra sobre la que se alza majestuosa el fuerte Mehrangarh o Fuerte del Sol, una potente fortaleza dirigida todavía por la familia real de Jodhpur, sede también de un museo.

Pasear por el fuerte Mehragarth es caminar por la historia de la ciudad. Se pueden ver las marcas de cañonazos de los invasores, las huellas de sati de las reinas que caminaban hacia la pira funeraria de su esposo o las púas de hierro preparadas para disuadir a los elefantes enemigos. El museo alberga una colección de objetos tan diversos como palanquines, pinturas, turbantes y un fabuloso arsenal de armas.

Otro edificio imponente de Jodhpur es el Taj Umaid Bhawan Palace, un antiguo palacio que actualmente es un hotel de lujo la cadena Taj, una residencia privada y un museo. Fue construido por el Maharaja Umaid Singh, y es el palacio más joven de India, levantado poco antes de la independencia, en 1943. Es un esplendor arquitectónico hecho de arenisca, ricamente decorado en el interior y rodeado de jardines, cenotafios y monumentos. 

Una visita a Jodhpur tiene que incluir una foto junto a la Torre del Reloj (Ghanta Ghar) en el centro de la ciudad. No olvide dinero para aventurarse en el Bazar Sadar situado justo al lado. el lugar donde encontrará textiles, figuras, artesanía de todo tipo y por supuesto, productos de consumo diario como frutas, verduras, especias, té y otras infusiones para curar todos los males. 

Cuando se canse de ver tanto monumento imponente y de las tentaciones para comprar, siéntese a degustar algunos de los platos típicos de la cocina rajastaní. La ciudad es famosa por su comida y sus dulces son tan demandados que bajo el nombre de 'dulces Jodhpur' se comercializan confituras en muchas ciudades de toda India . 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones