FRATRICIDIOS, ASESINATOS Y OTRAS TRADICIONES FAMILIARES DE JAHANGIR A AURANGZEB

Imagen Aditya Siva
Los reyes mogoles, como tantos otros gobernantes del mundo, caracterizaron sus reinados por la ambición de poder y la codicia. En algunos casos llegaron al trono a golpe de espada y sangre y asesinaron sin escrúpulos a cualquiera que supusiera una amenaza en su camino. Un ejemplo de ello se puede ver en la línea sucesoria desde Jahangir en hasta a Aurangzeb. 

JAHANGIR: Akbar tuvo tres hijos: Salim, Murad y Daniyal, pero en 1605 solo vivía Salim , ya que los otros dos se habían autodestruido por su adicción al opio y al alcohol. Salim tabién era aficionado a los estimulanes y tenía un carácter voluble y caprichoso. Lideró revueltas contra su padre que no fructificaron gracias a las esposas mayores de Akbar y porque que como militar, su padre no tenía rival.

Pensando en su sucesión Akbar volvió sus ojos hacia su nieto Khusrau, el hijo mayor de Salim. A la muerte del emperador padre e hijo se disputaban el trono apoyados por fuertes facciones, aunque la victoria final fue para el padre, que gobernó con el nombre de Nuruddin Mohammed Jahangir. 

Lo primero que hizo Jahangir cuando llegó al trono fue encerrar a su hijo en el cuartel del fuerte con la única compañía de su esposa. Y así pasó algunos años hasta que Khusrau se escapó, aprovechando visita a la tumba de su abuelo Akbar.

Khusrau intentó derrocar a su padre Jahangir con los apoyos de los simpatizantes de su abuelo, pero el alzamiento fue derrotado y su líder capturado y llevado ante su padre atado con cadenas. Jahangir no tuvo piedad: cientos soldados rebeldes y sus comandantes murieron empalados uno a uno mientras que Khusrau se vio obligado a a presenciar su agonía de cerca.

Después llegó su turno y pese a las súplicas de miembros de la corte, fue castigado a ser cegado en ambos ojos con alambres y encerrado en una mazmorra. Se dice que su dolor estaba "más allá de toda expresión". 

Los médicos de la corte trataron Khusrau de la ceguera y llegó a poder distinguir luces y sombras. Con el paso de los años Jahangir permito la presencia de su hijo en la corte, aunque sin ningún afecto y generalmente, encadenado en los pies. Aguantó su destino sin una queja y su actitud estoica le ganó las simpatías y lealtades de muchos, que nunca le descartaron como sucesor al trono. 

Pero Khusrau nunca llegó a ser rey.

SHAH JAHAN: La muerte de Jahangir y la siguiente lucha por la sucesión terminaron en el triunfo de otro de sus hijos, el príncipe Khurram, que gobernó con el título de Shah Jahan ("emperador del mundo") y que pasó a la posteridad como el creador del Taj Mahal. Once años después de su ceguera y posterior confinamiento, Khusrau murió de forma violenta y la versión más pausible es que fue su hermano el que ordenó su final para evitar rivales al trono. 

Como nuevo emperador, Shah Jahan eliminó a todos los familiares posibles candidatos a gobernar. Mató a su hermano Shahzada Shahryar; sus primos, Tahmuras y Hoshang; sus sobrinos, Garshasp y Dawar, y los hijos del príncipe Daniyal y el príncipe Khusrau. Su madrastra Nur Jahan se salvó, pero fue encarcelada bajo estrictas medidas de seguridad. 

Como una herencia envenenada, Shah Jahan vivió para ver cómo sus hijo Aurangzeb eliminaba a sus propios hermanos, tal y como hizo él en el pasado. 

AURANGZEB: A su vejez, Shah Jahan consideraba a su hijo mayor y favorito, Dara Shukoh, como heredero natural al trono. Lo mantenía en Agra para que adquiriera experiencia militar y administrativa mientras el resto de sus hijos conspiraba para heredar la corona. 

En una ocasión en la que el emperador estuvo enfermo, Dara Shukoh asumió el papel de regente, lo que rápidamente provocó la animosidad de sus ambiciosos hermanos se rebelaron. Fue un todos contra todos, luchando entre ellos, contra su padre y contra su hermano mayor. 

Aurangzeb, el tercero y más despiadado de los hermanos, fue el vencedor. Aunque Shah Jahan se recuperó completamente de su enfermedad, Aurangzeb lo declaró incompetente para gobernar y lo puso bajo arresto domiciliario en el Fuerte de Agra. Aurangzeb se proclamó emperador en 1658 y siguiendo la tradición familiar, mató al resto de sus hermanos.

Su padre, que veía el Taj Mahal desde sus ventanas, sólo salió de su confinamiento en 1966 para ser enterrado junto a su esposa. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones