KALBELIYAS, LAS REINAS DEL DESIERTO

Imagen Debasish Sharma
Una de las estampas turísticas más conocidas de India es la de la gitana kalbeliya bailando. Los kalbeliyas son una tribu de Rajastán que tradicionalmente han trabajado con serpientes, sacándolas de las casas, vendiendo su veneno o actuando con ellas como encantadores en espectáculos callejeros en los que no faltaba la música y el baile.

La Ley de Protección de la Vida Silvestre de India de 1972 trajo la prohibición de las actuaciones con serpientes por lo que los kalbeliyas tuvieron que transformar sus espectáculos. Hoy en día siguen siendo nómadas pero ahora se ganan la vida actuando en bodas, ferias y mercados y han sabido adaptarse al boom turístico gracias a los shows de los hoteles o a mostrando su arte a los excursionistas que acuden al desierto. También actúan en festivales internacionales representando el folclore de Rajastán.

El baile de las gitanas es a la vez enérgico y sensual y sus movimientos están inspirados en las serpientes. En los últimos años han enriquecido sus espectáculos con muestras de habilidad (como llevar muchos cántaros de agua en equilibrio sobre la cabeza) o acrobacias con fuego. Se visten con ropas hechas por ellas mismas, generalmente negras adornadas con ricos bordados y otros elementos añadidos como espejos o conchas. El vestuario se complementa con una dupatta o chal largo y fino fluye con los movimientos de las bailarinas engalanadas con pesadas y vistosas joyas de plata.

Y mientras las mujeres bailan, los hombres se encargan de la música. La melodía principal recae sobre el pungi, un instrumento de viento hecho con una calabaza que emite un sonido agudo y melancólico, utilizado tradicionalmente para encantar a las serpientes. Se acompañan de tambores como el dulfi o el dholak.
Los kalbeliya son los reyes de la improvisación y con frecuencia componen a medida que transcurre la actuación. Hasta hace apenas unos años no existía un registro escrito de canciones y bailes, ya este tesoro cultural era transmitido de forma oral de generación en generación. Desde el 2010 esta forma de folclore forma parte de la lista de Patrimonio Inmaterial de la UNESCO, una forma de protección que evitará que este legado desaparezca.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones