MANDELA Y EL AMOR POR INDIA DE UN HOMBRE DE PAZ



“Durante mi vida, me he dedicado a esta lucha de los pueblos africanos. He luchado contra la dominación blanca y he luchado contra la dominación negra. He apreciado el ideal de una sociedad democrática y libre en la que todas las personas vivan juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el cual espero vivir y lograr. Pero si es necesario, es un ideal por el cual estoy preparado para morir ".(Declaración de Mandela ante el tribunal antes de ser condenado a cadena perpetua en junio de 1964) 

Siempre es un buen momento para hablar de Nelson Mandela, pero hoy, en el quinto aniversario de su fallecimiento vamos a descubrir algunos de los muchos lazos que le unían a India. Nelson Rolihlahla Mandela (1918-2013) el gran líder revolucionario contra el apartheid, activista por la paz y filántropo, fue elegido presidente de Sudáfrica de 1994 a 1999, el primer jefe de estado negro del país y el primero elegido en una democracia democrática totalmente representativa. 

Madiba (padre), como le llaman en su país, siempre tuvo una gran simpatía por India profundamente inspirado por la filosofía de Gandhi de 'satya' (verdad) y 'ahimsa' (no violencia). Mandela se refería a menudo al Mahatma como su modelo a seguir y cuando recibió el Premio Nobel de la paz en 1994,atribuyó su éxito al pacifista indio: “India es el país de nacimiento del Mahatma; Sudáfrica es su país de adopción" 

Gandhi comenzó su carrera de abogado en Sudáfrica, donde residió 21 años. Allí sufrió varios episodios que forjaron su carácter y fue testigo de la discriminación racial contra los indios que se vivía en Durban, la tercera ciudad más grande del país. La defensa de los derechos de los asiáticos desarrolló el espíritu del activista a través el movimiento satyagraha (verdad-fuerza) y las marchas pacíficas. Mahatma fue encarcelado en Sudáfrica hasta cuatro veces entre 1908 y 1913 y finalmente regresó a India en el 1914 para continuar su labor libertadora en aquél país. 

Ghandi no fue el único indio que inspiró a Mandela. También el primer ministro de la India independiente Jawaharlal Nehru influyó en el pensamiento del sudafricano a través de su autobiografía y de 'La Unidad de la India'', obras que leyó durante su estancia en prisión.

La simpatía de Mandela por India era recíproca. India también amaba a Mandela y se lo demostró en todas las ocasiones que visitó el país a lo largo de su vida. Siempre tuvo una cálida acogida por los mandatarios y celebridades del momento. 

La primera vez fue en 1990, el primer país que visitó cuando fue liberado de la cárcel. Mandela había sido líder del movimiento apartheid durante 25 años y en India fue galardonado con el Bharat Ratna, el honor civil más alto del país. Volvió en 1995, en 1997 y en el año 2001 para recibir el premio internacional Gandhi Peace Prize en Delhi. En los años posteriores, con mucha frecuencia mantuvo encuentros con personalidades y políticos indios en su casa de Sudáfrica.

El reconocimiento sincero de India por Mandela se demostró a la muerte del activista en el 2013, cuando el Parlamento del país suspendió sus sesiones para rendir homenaje a Mandela, a un ciudadano extranjero, algo sumamente raro hasta entonces. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones