SERPIENTES Y ESCALERAS ¿HAS JUGADO ALGUNA VEZ?


'Serpientes y Escaleras' es un juego de mesa que nació en India en el siglo XIII igual que el Parchís (o Pachisi), y que ha sobrevivido durante siglos como una herramienta de enseñanza moral con un significado más profundo que el mero entretenimiento. 

En su origen tuvo varios nombres según la zona de India en la que se encuentre. Se le conoce como 'Mokshapat' (El Camino Hacia La Liberación), 'Gyan Chapar' (Juego del Conocimiento) o 'Paramapadham' (Pasos Hacia Lo Alto), y originalmente estaban hechos de tela pintada, algunos de los más antiguos se exhiben en varios museos como un bello y frágil tesoro.

El juego consiste en un tablero numerado en casillas del uno al cien, decorado con seres celestiales, flores, animales y personas en diferentes oficios y actitudes. Abajo las figuras representan vicios y maldades mientras que en la parte superior está el Nirvana o un paraíso de dioses, según versiones. Por turnos y a la tirada de un dado, el jugador se encuentra atajos para subir en forma de escaleras, la forma de virtudes como la generosidad o la humildad, y también serpientes, los actos perversos como la lujuria o el robo, que obligan a bajar. Gana el juego el primero que alcance el cielo.

'Serpientes y Escaleras' simboliza el intento del hombre en llegar a Dios y fomenta las buenas acciones. El ser humano se mueve en la vida en un difícil equilibrio entre la dualidad del bien y del mal, la suerte y la desgracia, y serán sus actos los que definirán su destino, según el Karma. El escritor Salman Rushdie hizo referencia al sentido del juego en su libro 'Hijos de la Medianoche': “... la eterna verdad de que por cada escalera que esperas escalar, una serpiente te espera a la vuelta de la esquina, y por cada serpiente, una escalera te compensará.” 

Los británicos descubrieron el juego cuando llegaron India y les entusiasmó. Lo importaron a Inglaterra en 1892 y lo modificaron según los valores victorianos del momento. Las interpretaciones que se hicieron en Estados Unidos años después y en todo el mundo en la actualidad tienen una icnografía moderna y las acciones que se premian o penalizan están más relacionadas los comportamientos sociales que con los valores espirituales. 

Se hacen versiones para adultos y niños, aunque por lo general, en los dibujos de los más pequeños se sustituyen las serpientes por rampas o toboganes. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones