UN POCO DE HISTORIA: RECORDAMOS LOS ÚLTIMOS MOMENTOS DE GANDHI EN EL 71 ANIVERSARIO DE SU MUERTE


"Si voy a morir por la bala de un loco, debo hacerlo sonriendo. Dios debe estar en mi corazón y en mis labios. Y si algo sucede, no derramen una sola lágrima"-. Gandhi, 28 de enero 1948... 

El 30 de enero de 1948 Gandhi caminaba por los jardines de la casa Birla de Delhi apoyado en sus sobrinas Manuben y Abha hacia el lugar de oración comunitaria, al que acudía con retraso. Muchas personas le saludaban a su paso y él contestaba al saludo. 

Un hombre de unos 35 años se acercó y tras saludarle le comentó: "Llegas tarde para la oración." Gandhi sonrió y respondió: "Sí", pero justo en ese momento, el joven sacó una pistola automática Beretta y le disparó tres tiros a quemarropa. Una bala impactó justo debajo del corazón y la otra en el estómago. Gandhi cayó al suelo y aunque Manuben y Abha intentaron sostenerlo con firmeza, murió en el acto. Se dice que sus últimas palabras antes de morir fueron “Ram” (Dios). Tenía 78 años.

Las personas allí presentes se quedaron mudos unos instantes, conmocionados por lo que acababan de presenciar. Después reaccionaron y mientras unos se apresuraron a llevar a Gandhi al interior de la casa con la esperanza de salvar su vida, otros se abalanzaron contra el agresor para detenerle y lo detuvieron a su hasta que llegaron las autoridades.

Su asesino se llamaba Nathuram Vinayak Godse y era un activista y un fanático nacionalista que abandonó la política para pasar a la lucha armada. Godse justificó su crimen culpando a Gandhi de continuar apaciguando a los musulmanes tras la partición de tal manera que "mi sangre hervía y ya no podía tolerarlo". Meses después llevado a juicio con otros seis cómplices y condenado a la horca, donde murió el 15 de enero de 1949.

Al día siguiente de su muerte, el cuerpo de Gandhi fue envuelto en la bandera de India y llevado al lugar de incineración en un camión del ejército, mientras aviones de la fuerza aérea sobrevolaban el área arrojando flores. El recorrido de unos pocos kilómetros duró cinco horas por la gran cantidad de personas que acudieron a despedirse de 'Bapu'. Se estima la cifra alcanzó el millón de personas. Muchas de los presentes arrojaron pétalos sobre su pira funeraria.

La mansión de Delhi donde sucedió el magnicidio era propiedad de un rica familia de negocios, los Birla, que le prestaron unas habitaciones a Gandhi para su alojamiento y donde estuvo 144 días antes del atentado. Ahora es un museo dedicado enteramente al padre de la nación, llamado Gandhi Smriti (Recuerdo de Gandhi). En los jardines hay ahora un austero monolito denominado la Columna de los Mártires y marca el lugar donde recibió el disparo. 

Hoy Gandhi es reconocido internacionalmente como un símbolo de esperanza, paz y libertad. Su filosofía y su mensaje sobre la no-violencia ha sido una fuente de inspiración para las generaciones posteriores.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones