SECRETOS DEL TULSI, LA ALBAHACA SAGRADA

Imagen Markus Spiske
El tulsi o tulasi, también conocida como albahaca sagrada, es un arbusto aromático nativo del subcontinente indio de gran utilidad en medicina, gastronomía, el hogar y para obtener aceites esenciales. En el hinduismo, donde no es frecuente el culto a las plantas, es un símbolo sagrado considerado el nexo de unión entre el cielo y la tierra, la planta más venerada de todas.

Hay un gran número de leyendas en torno al tulsi. Antiguos textos como el Devi Bhagavata Purana vinculan a Vishnu y sus formas como Krishnay Vithoba y a su consorte Lakshmi con la albahaca sagrada. Algunas narraciones que afirman que el tulsi es una manifestación de Lakshmi, la diosa de la riqueza y la fortuna, pero otras dicen que esta planta se considera la encarnación vegetal de la diosa Vrinda, que servía a Krishna y sus devotos y que era la guardiana de la tierra sagrada del Vindravan, la famosa ciudad de peregrinaje y adoración. Vindravan significa 'arboleda de tulsi' y este arbusto abunda por el lugar.

Aunque es una diosa con una forma humana, el mismo Krishna la bendijo para que tomara la forma de la planta de tulsi. Se cree que el alma de Vrinda viene a quedarse en la planta todas las noches y se marcha por la mañana, por eso se considera poco auspicioso arrancar sus hojas después de la puesta del sol. 
  
Con frecuencia en las casas de los hindúes hay una planta de tulsi en el centro del patio, en el lugar destacado, sobre un soporte elevado llamado 'tulsi vrindavan'. El culto a los dioses en torno a la planta es muy exigente porque ésta se considera sagrada y el suelo en el que reposa, santo. Los hombres, previamente purificados son los que se encargan de su trasplante si se trae de otro sitio, mientras que las mujeres de la casa hace la veneración dos veces al día. De noche se pone una lamparita junto a ella (encendida con un palito de tulsi seco de forma natural) y en las horas de luz se riega y se cuida a diario con esmero para que proteja el hogar. Se cree que una planta muerta augura la desgracia en la casa. 

El Padma Purana ( siglos IV y XV) dice que una persona cremada con ramitas de tulsi en su pira funeraria gana moksha directamente y un lugar en la morada de Vishnu. También es costumbre darle a los moribundos un poco de agua con hojas de albahaca sagrada para que su alma tenga un buen viaje final

Los vaishnavas (seguidores de Vishnu) usan tradicionalmente cuentas de oración hechas de tallos o raíces tulsi considerados muy auspiciosos para el portador, ya que se cree que los ponen bajo la protección de Hanuman. En un concepto espiritual más amplio, se cree que si uno inhala el aire cerca de la planta de albahaca, el cuerpo no emitirá ningún olor desagradable y la piel del se verá hermosa y brillante. 

El uso de la albahaca para combatir enfermedades comunes se conoce desde muy antiguo. Una infusión de esta planta útil para la fiebre, el resfriado y la flema de los bronquios. Combate la tiña si se aplica sobre la piel. Masticar sus hojas previene las infecciones bucales y deja buen aliento, aunque también hay quien le atribuye propiedades anti estrés. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones