ALGUNOS REMEDIOS INDIOS CONTRA EL 'MAL DE OJO'

Imagen Nithi Anand
Todas las culturas a lo largo de la historia han luchado, de una manera u otra contra el 'mal de ojo', la creencia de que uno recibirá un daño a través de la maldición o la mirada de una persona con perversas intenciones, motivado por la envida, los celos o la pura maldad. 

Y todas han buscado elementos protectores, como talismanes, amuletos para llevar o colgar en las casas o de frases recitadas en voz alta que alejen el deseo ajeno del mal. En India, el uso de estos elementos varía según las regiones y está más relacionado con las tradiciones populares que con las creencias en sí. 

En los estados del norte de la India, como Uttar Pradesh, Rajastán, Haryana, Uttarakhand y Himachal Pradesh, el mal de ojo se llama "Drishti" (que significa mirada o visión) y para contrarrestar su poder utilizan el nazar battu. Se trata de incluir una imperfección en algo hermoso para evitar la envidia ajena. Así las madres pintan una pequeña mancha de tizón en la mejilla de sus niños para que no sean tan bonitos o un kala tikka en la frente, un punto negro entre los ojos. También pintan khol en sus ojos. En los artículos costosos del hogar como alfombras o muebles, se le añade intencionadamente un pequeño daño para evitar su perfección. 

Hay un amuleto muy popular en India para llevar al cuello o atado al brazo, un colgante llamado taveez o tawiz. Se trata de un pequeño cilindro de plata que contiene un papelito con escrituras, elementos de ofrendas o algo sagrado. Se cree que es una herramienta muy poderosa que elimina las intenciones malvadas y asegura la protección y la presencia de la divinidad alrededor de uno.

En el ámbito musulmán, el 'Ta'wiz' es una bolsita de cuero cosido de forma cuadrada. Contiene oraciones o versos del Corán y es muy popular entre los sufíes que lo usan como protección y contra la mala suerte, aunque no todos los musulmanes están a favor de su uso.

Menos popular que el tawiz aunque también muy conocido es el 'hamsa' o Mano de Fátima, una palma con los cinco dedos apuntado hacia abajo. Es un elemento importado de oriente y se utiliza como talismán para protegerse de la desgracia en general y del mal de ojo en particular. También es un deseo de buena suerte hacia los demás y que la gracia divina acompañe a quien lo vea. 

Muchas personas cuelgan en sus casas y comercios un nimbu-mirchi (chile-limón) una pieza elaborada por ellos mismos con siete chiles, un limón y un trozo de carbón, ensartados en un hilo. Dice la traición que Lakshmi, la diosa de la fortuna y la prosperidad, tiene una hermana llamada Alakshmi que es portadora de la pobreza y de la miseria.

Se cree que a Alakshmi le encanta los sabores fuertes y picantes. Los comerciantes le cuelgan estos amuletos a la entrada de sus tienes con la esperanza de que la diosa satisfaga su hambre y no entre, llevándose consigo todo su mal. Pasados unos días se retiran, se queman y los sustituyen por otros frescos. 

Para rechazar el mal de ojo, la gente de Irán, norte de India y Pakistán utiliza con frecuencia la frase 'Chashme Baddoor', que significa 'que se aleje ese mal de ojo'. La frase conlleva la representación de dos elementos 'amenazadores': por un lado un jutti o zapato típico, con la idea de que se lo tirarán al que lance una maldición, y por otro la cara de un demonio feo y feroz, con sus correspondientes cuernos y colmillos. Eso es lo que le espera a quien ose lanzar mirar mal. 

Los profusamente decorados camiones indios a menudo llevan pintada la frese: "buri nazar wale tera muh kala" ("Oh, ojos malvados, que tu cara se vuelva negra") seguida del rostro de un demonio.

Hay muchas tradiciones repartidas a lo largo y ancho del país. Se cree que pasar un coco llameante en círculos cerca de la cabeza de un animal lo protege de todo daño. También hay algunos remedios populares para el hogar, como esparcir semillas de mostaza en la puerta, tener un recipiente con sal o un limón sumergido en un vaso de agua. Cuando los niños reciben demasiada admiración o un exceso de halagos, muchas madres pasan alrededor de su cabeza un puñado de chiles y sal que después queman, para evitar el mal de ojo. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones