DE INDIA A SUECIA EN BICICLETA... POR AMOR


Hay que estar muy seguro de un amor para recorrer ocho países en bicicleta pero eso mismo fue lo que hizo el indio PK Mahanandia en 1978, recorrer miles de kilómetros hasta Suecia para encontrarse con la mujer que amaba. 

PK nació en 1979 y era hijo de una familia humilde de tejedores de Odisha. Desde muy joven mostró un talento único para la pintura y con muchas dificultades, consiguió estudiar en la Facultad de Arte de Delhi. Cuando afrontaba discriminación por su condición de dalit (casta intocable) su madre le decía que no se pusiera triste porque según su horóscopo, algún día se casaría con una mujer “de signo Tauro,que vendría de una tierra lejana, sería música y dueña de una jungla. “

El artista ganó cierta fama local haciendo retratos en pocos minutos en la populosa Connaught Place de Delhi. Allí conoció a Charlotte Schedvin, una turista sueca de 19 años procedente de la nobleza a la que hizo un retrato y con la que habló brevemente. Enseguida tuvo el presentimiento que esa era la mujer de su vida: Charlotte venía de lejos, tocaba el piano, era Tauro y su familia era dueña de un bosque. "Fue una voz interior que me dijo que era ella. Durante nuestro primer encuentro, nos sentimos atraídos como imanes. Fue amor a primera vista", dijo Mahanandia a a una entrevista a la BBC. 

La relación prosperó y como en una película romántica de bollywood, los jóvenes se casaron por el rito tradicional con la bendición paterna. Charlotte adoptó el nombre indio de Charulata y cuando llegó el momento de volver a Suecia, le pidió a su marido que volviera con ella. PK le prometió que la seguiría en cuanto terminara los estudios. Mantuvieron su amor vivo por carta durante el año y medio en que se demoró el encuentro de los enamorados. 

Armado de mucho valor, una bicicleta y sus bártulos de pintura, PK inició un viaje de más de cuatro meses que le llevó de Delhi a Amritsar y de allí a Pakistán, Afganistán, Irán, Turquía, Bulgaria, Yugoslavia, Alemania, Austria y Dinamarca. Por el camino tuvo todo tipo de vicisitudes. Pasó mucho frío y mucho calor y su bicicleta se rompió en incontables ocasiones, pero su habilidad para hacer retratos le sacó de algún apuro económico. También contó con la ayuda de buenos samaritanos que le ayudaron con comida y refugio. En aquél entonces no había visas para cruzar los países y la situación de Afganistán era sensiblemente mejor. 

Finalmente llegó a Suecia y pudo encontrarse con su amor. Convencer a los padres de ella fue harto complicado, otro obstáculo superado por la pareja de esta historia de amor 'contra viento y marea'. 

Y como en el cine, este relato tiene final feliz. PK y Charlotte se casaron oficialmente en Suecia, donde viven en la actualidad, y tienen dos hijos. Él sigue trabajando como artista y es asesor de arte y cultura del gobierno de Suecia y embajador cultural de Odisha en ese país. Ha expuesto su obra por todo el mundo e incluso UNICEF se ha valido de su arte para elaborar sus famosas tarjetas de felicitación. El director de Bollywood Sanjay Leela Bhansali planea hacer una película sobre la historia de amor de Charlotte y PK.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones