CRISIS DEL AGUA: EL ANTES Y EL DESPUÉS DEL LAGO LAGO PUZHAL EN CHENNAI

Imágen Daily Overview
Chennai, en Tamil Nadu (sur de India) es la cuarta ciudad más grande del país y la 35ª área metropolitana más poblada del mundo. En estos días es noticia en la prensa internacional por la escasez de agua que están padeciendo sus 5 millones de habitantes, casi 11 millones entre la capital y la periferia. 

Un monzón tardío, sumado a una fuerte ola de calor y una falta de previsión política en la gestión del agua, tanto en el consumo como en la recolección de la lluvia, han hecho que Chennai tenga los grifos secos, con solo dos horas de suministro al día. Este el resultado de un problema que viene de atrás, fruto del enorme crecimiento de la población que sobrecargó las reservas de agua, junto con suma de planificación deficiente y rápida urbanización, que pavimentó las superficies antes permeables, reduciendo así las tasas de recarga de agua subterránea. 

Toda la ciudad se abastece principalmente del lago Puzhal, además del lago Chembarambakkam y el lago Porur. Después de 200 días sin una sola gota de lluvia, los sistemas de reservas están tan agotados que la sequía es visible desde el espacio, como así demuestra este vídeo de Sentinel del lago Puzhal en la actualidad. 

Esas pocas horas de suministro limitan tremendamente la vida de los ciudadanos, así como sus trabajos y el cuidado de las personas. Hay hoteles y restaurantes han tenido que cerrar por no poder atender al público ni garantizar la higiene, así como hospitales y centros de cuidados de mayores, que han elevado sus tarifas para asistir adecuadamente a los pacientes. 

El gobierno intenta paliar la situación con el envío de trenes y camiones cisterna, una medida extraordinaria para satisfacer una población preocupada y descontenta, entre la que ya se han producido varios incidentes con muertos y heridos a causa del reparto del agua. 

Un informe del comité de expertos del gobierno indio de 2018 alertó de que 21 grandes ciudades indias, incluidas la capital, Nueva Delhi y Bangalore, se quedarán sin agua subterránea en el año 2020. Por su lado WWF Water también ha llamado la atención sobre este asunto y sitúa otras ciudades del mundo como Estambul, Bangkok, Los Angeles o El Cairo como zonas de alto riesgo en las que se podría repetir en breve el problema de Chennai. 

Entre tanto, la buena noticia es que el pasado 20 de junio por fin llegó el ansiado monzón y como una bendición, dejó lluvias y se espera que continúen unos días más. Aunque supone un alivio a la sequía, es una buena noticia a medias, ya que el monzón del sudoeste no trae una cantidad sustancial de lluvia para satisfacer las demandas de agua de Chennai y además este año ha caído un 35% menos de agua que otros años. 



Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones