LA MUERTE DE BUDA

Imagen EK McConnell

Los detalles más fiables de la muerte del Buda histórico (563 al 483 AC) están recogidos en el Mahaparinibbana Sutta, el discurso número 16 y el más largo del Digha Nikaya (Colección de largos discursos). El libro relata que Buda, tras una comida (cerdo o setas, según versiones), se sintió bastante indispuesto y meses después falleció de un problema abdominal. Los expertos creen que probablemente fuera un trastorno gastro-vascular llamado infarto mesentérico.

Su deceso aconteció en la ciudad de Kushinagara (Uttar Pradesh, India), a la edad de ochenta años, donde según la tradición budista se había trasladado junto con Ananda y algunos otros de sus discípulos a recibir la muerte y adquirir el Paranirvana (o máximo Nirvana). Tal como él mismo había predicho, sucedió exactamente a medianoche, en el día la la luna llena en el mes de Vesak del calendario hindú, que coincide con abril-mayo en el calendario gregoriano.

Consciente de su momento final, Buda continuó enseñando y meditando hasta su último aliento. Habló a los monjes allí presentes y les instó que buscaran guías y maestros espirituales y no dejaran de estudiar las enseñanzas. Les recordó que todo es impermanente y les aconsejó que se refugiaran en sí mismos y en el dharma, la enseñanza. Se dice que sus últimas palabras fueron: «Todas aquellas cosas que son producto de la voluntad (Sankara) son pasajeras. Luchemos con diligencia para liberarnos de ellas.»

Por último les pidió que compartieran sus dudas o preguntas para responderlas. Como no había ninguna, Buda se acostó sobre su lado derecho sosteniendo su cabeza con la mano, una posición conocida como Mahaparinirvasana. Cerrando los ojos,murió en un estado de gran paz, alcanzando el Paranirvana.

Sus restos mortales fueron incinerados fuera de la ciudad y sus cenizas divididas en ocho partes. Cada parte fue entregada a los devotos de diferentes lugares donde creció, se despertó, donde enseñó y murió y se erigieron ocho cetiyas o monumentos que consagran las reliquias del Buda.

Los budistas conmemoran la muerte de Buda en Vesak como su festival más importante. Además de su deceso, también celebran su nacimiento e iluminación, ya que según la tradición, ocurrió el mismo día del año. 

Ahora Kushinagar es una de las cuatro ciudades santas del budismo y un importante lugar de peregrinación en India. Los seguidores del budismo, especialmente de los países asiáticos, desean visitar este lugar al menos una vez en su vida.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones