UN DORMITORIO COMO EL TAJ MAHAL: LA CASA 'SHANGRI LA' DE DORIS DUKE


A las afueras de Honolulu en Hawái existe una mansión fabulosa en arquitectura y contenido, convertida hoy es un museo de arte islámico. Se llama 'Shangri La' y hasta el 2002, que se transformó en un museo, fue una de las muchas residencias particulares de la multimillonaria Doris Duke, la mujer más rica del mundo en su momento.

Doris Duke (1912-1993) heredó la fortuna de la tabacalera de su padre y a lo largo de su vida mostró interés por asuntos tan dispares como el periodismo, la competición de surf, el piano jazz, la conservación de la fauna, el arte oriental y Hare Krishna. Es sabido que dedicó gran parte de su riqueza a obras de caridad y a día de hoy, la fundación humanitaria y medioambiental que creó con su nombre, la "Doris Duke Charitable Foundation", sigue trabajando a pleno rendimiento.

Duke se casó y se divorció dos veces. En 1935 se contrajo nupcias con el diplomático James H. R. Cromwell y la luna de miel de varios meses fue un intenso recorrido entre India, Jordania, Egipto e Indonesia. Este viaje cambió su perspectiva arquitectónica y su gusto hacia lo oriental y exótico. Es entonces cuando la pareja decide construirse una residencia de verano de estilo islámico en Hawái, frente al mar.

Así nació 'Shangri La' , una mansión fruto de un caprichoso compendio de estilos que alberga azulejos iraníes, cofres de madre perla sirios, cerámica morisca española, mosaicos de mármol indios, lámpara egipcias, telas y alfombras de Asia Central y techos pintados de Marruecos. Desde su construcción en 1937 hasta la muerte de su dueña en 1993, la casa fue remodelada y completada con una colección de más de 3500 objetos que ella misma adquirió por todo el mundo. El gusto de la Sra. Duke era ecléctico y se movía hacia todo lo bello, ella misma calificó el lugar como "una casa persa de ensueño realmente fabulosa, de 'Las Mil y Una Noches”,

Una de las salas que más llama la atención de los visitantes de la casa es la suite mogol, una estancia inspirada en su visita a India. Tiene una enorme alfombra india, celosías de mármol en las ventanas y el techo, decorado con un estallido de pequeños espejos de estilo iraní. El baño, que incluye una fuente, está decorado con 26 paneles trabajados en el arte de la 'pietra dura' calcados a los del Taj Mahal, con incrustaciones de lapislázuli, jade, cornalina y otras piedras semipreciosas. Por toda la casa hay repartidos toda clase de objetos decorativos hechos de los materiales más refinados, así como joyas. 

Aunque la Sra. Duke tuvo otras casas, 'Shangri La' fue su retiro especial de vacaciones y una de sus preferidas. Cuando murió en 1993, dejó una de las colecciones más grandes e importantes de arte islámico en los Estados Unidos. 

La casa-museo se puede visitar en pequeños grupos con cita previa. La visita es guiada, cuesta 25$ y dura cerca de dos horas. Hay una detallada información sobre el recinto y la historia de los artículos en su web y en este vídeo.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones