LOS DIJINNS Y LA COSTUMBRE DE MANDAR UNA CARTA A LOS GENIOS QUE HABITAN EN LAS RUINAS

Imagen mo2she
Todos sabemos quién es Aladín, el protagonista de los cuentos de nuestra infancia. Cuando liberó un genio burlón de una lámpara maravillosa, éste, en agradecimiento, le concedió tres deseos que cambiaron su suerte. 
Crecimos creyendo que los genios eran nobles espíritus esperando un amo al que regalar sus dones pero ¿qué hay de cierto en eso?. Y en realidad ¿qué es un genio?

El Jinn o Dijnn es una criatura mitológica mencionada en el Corán, el libro sagrado de los musulmanes. Se define como un espíritu o demonio inteligente de rango inferior al de los ángeles, capaz de aparecer en formas humanas y animales y de poseer humanos. Jinn se deriva del verbo 'janna' que significa 'oculto', pero la romanización de la palabra nos trajo genio como traducción cercana, similar al 'genius' de la antigua religión romana, el espíritu que habitaba en las cosas y la gente.

La tradición islámica dice que Alá hizo a los ángeles con luz pura, a los hombres con barro y a los Djinns con fuego sin humo. Fueron creados miles de años antes que el hombre y aunque su gobierno tienen puntos en común con los humanos, como la razón, la distinción entre el bien y el mal, son diferentes del individuo en el origen y en el desarrollo como ser. Los genios pueden comer, beber, casarse, tienen hijos y morir. Su vida es mucho más larga que la humana y al final de sus días también enfrentarán un juicio final por sus actos. 

Se cree que los djinns son seres sobrenaturales, pero también limitados. Son invisibles para los humanos, tienen velocidad de movimiento y pueden cambiar de forma a voluntad. Sin embargo, tiene un límite entre el cielo y la tierra y salir de ellos les cuesta la muerte. Tampoco tienen poder con los siervos piadosos del Islam. 

En general, son particularmente buenos manipulando a las personas provocando visiones y alucinaciones ante sus ojos. Viven en lugares abandonados, ruinas, espacios vacíos (desiertos, etc.), herbazales y cementerios. 

Como tienen libre albedrío, hay djinns buenos y malos. Algunos pueden hacer mucho daño pero otros también pueden otorgar dones y hacer grandes favores. Los malvados pueden llegar a poseer una persona o un animal, lo que con frecuencia llamamos posesión demoníaca, y ha de ser exorcizado por expertos. 

En Delhi existe una bella costumbre relacionada con los dijnns benévolos. En las ruinas del fuerte Feroz Shah Kotla, en la parte vieja de la capital, muchos creyentes rezan a los genios, encienden velas y diyas (lamparitas), y les dejan cartas dedicadas en los muros y los nichos de lugar con la esperanza de que les ayuden y les escuchen. 

Se cree que aquí, en una estructura piramidal, habita el jefe de los genios Laat Waale Baba. La gente intenta tocar la barandilla alrededor de la estructura porque creen que así sus deseos se cumplirán pronto. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones